Libertades públicas no son libertad política

Con la transición se otorgaron un buen puñado de libertades públicas, pero se dejaba atado y bien atado el poder político, en manos de los partidos, legitimados por el rey. Las libertades públicas responden a las libertades naturales o instintivas de los individuos, son libertades individuales.

Estas libertades públicas, tienen que ver con el derecho de cada individuo a decidir sobre sus propios asuntos. La libertad política que ahora no tenemos es la que análogamente establecería la igualdad universal en el derecho de todos a decidir sobre los asuntos de todos. La analogía entre la igualdad en lo íntimo y la igualdad en lo público y colectivo pone de manifiesto que son cosas diferentes. Sin embargo hoy seguimos sin poder participar en “asuntos de Estado”.

El derecho de participación en la política no tiene nada de natural. La democracia participativa en la que cada individuo directamente participe en las decisiones de los poderes instituídos es un engaño ideológico y utópico, o sea, no realizable salvo en cuestiones concretas sometidas a referendum vinculante.

Y es el referendum el que pone de manifiesto la diferencia entre la decisión propia de cada individuo y la participación en la decisión colectiva. Los votantes no tenemos el derecho de someter un asunto a referendum (ver caso de la guerra de Irak, de la negociación con ETA, del estatut, etc). Sólo podremos cuando se nos otorgue la posibilidad, decir sí o no en cuestiones que ya otros han decidido por nosotros.

¿Pero no tenemos verdaderamente el derecho a tomar parte en las decisiones que afectan a todos?

¿Cómo nos han dado gato por liebre de manera tan natural que a nadie le choque el invento?

Y mientras tanto seguiremos pensando que la democracia se demuestra con las libertades públicas, sin darnos cuenta de que la ausencia de democracia será la tónica mientras no ejerzamos nuestra libertad política para decidir sobre nuestros asuntos colectivos.

Reclamemos nuestra libertad política mostrando nuestra prueba de poder, esto es, mostrandonos frente al poder y no con él.

El primer paso debe ser la abstención activa.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: