Multas de tráfico: ¿servicio al ciudadano?

Ayuntamiento de Valencia

Matriculaciones vehículos

MATRICULACIÓN DE VEHÍCULOS 1997 – 2004
AÑO UNIDADES
1997 – 27.376
1998 – 32.101
1999 – 40.844
2000 – 47.971
2001 – 42.873
2002 – 36.133
2003 – 35.112
2004 – 39.151
2005 – 41.393

Recaudación en multas 2006: 40.2 MILLONES de Euros
Fuente: Las Provincias, jueves 22/2/2007
Titular de la Noticia: “La empresa que gestiona las multas de tráfico deberá pagar por los fallos en el cobro”

Hipótesis de esperanza de vida de los vehiculos: 9 años
Vehiculos en circulación (matriculados en los últimos 9 años): 342.951 vehiculos

Importe medio estimado en multas por vehículo en 2006:
40.200.000 € / 342.951 vehiculos = 117.22 € / vehículo

El año 2006 mi coche subió 2 veces a la grua . Una en la zona Palau de la música y otra en el Hospital General, las dos veces por la mañana, trabajando.
Me multaron una tercera vez por aparcar encima de la acera (una acera muy amplia, sin molestar, en la zona Av. Constitución – Marchalenes, por la tarde antes de cenar, donde vivo, porque a esa hora abre un local de ocio que hay en mi calle y está todo completo, luego suelo bajar a aparcarlo bien después de cenar. Los que vienen a divertirse aparcan hasta en las aceras estrechas y no queda sitio ni en doble fila, una vez no podía sacar mi coche porque no podía abrir hueco suficiente para el ancho de mi coche ni empujando “a tope” todos los coches que estaban en doble fila que se podían mover, unos 10. Tuve que sacarlo POR LA ACERA porque la grua municipal tarda, cuando la necesitas una hora de reloj, si viene. Si no la necesitas, bastan 5 minutos.
El espectáculo se repite todas las semanas en días laborables. Los fines de semana hay menos problemas porque mucha gente del barrio sale fuera de la ciudad.

Importe total de las multas recibidas: 280 €
Tres horas de trabajo perdidas por la gestión de recuperar el vehículo. Valore cada uno su tiempo.

¿No es recaudatorio?

Cuando la norma no se puede cumplir (aparcamiento, velocidad) la sanción no es una medida aceptable.

Civismo y servicio al ciudadano:

En mi calle hay una plaza para minusválidos y calculo que al que vive en mi calle le he visto sentado en su coche esperando, a la grua o al dueño del sinvergüenza que ocupó su plaza al menos media docena de veces (esas que yo haya visto). Una vez llegué a comer y estaba esperando. Subí a casa, comí, bajé y todavía estaba esperando a que retiraran el bulto con ruedas. La policía ya estaba allí, pero la grua no. Había pasado más de una hora.

Voy a encargar 1000 hojas adesivas tamaño A4 con el texto: “HOY HE APARCADO EN UNA PLAZA DE MINUSVÁLIDO“.
Y voy a empezar a pegarlas en la puerta de los sinvergüenzas que tendrán que pasearla por ahí unos cuantos días. Si lo haces en el cristal se despega con una cuchilla y un poco de paciencia, pero sobre la pintura del coche es más delicado. Ya verá según sea el caso y la piedad que tenga. Será mucho más eficaz que la grua a medio plazo.

un abrazo a todos, hasta los sinvergüenzas que puedan dejar de serlo.

Anuncios

11m: Hemos avanzado

ETA, Al-qaeda, células islamistas …
Solo hay hipótesis, en el combate por la autoría en el que no puede otorgarse la victoria “por los puntos”, debe quedar resuelta y demostrada por KO.

La instrucción ha sido nefasta. Del Olmo se ha lucido y vale ya. Las pruebas obtenidas no son concluyentes y el banquillo no da la talla. Dos de dos acusados que ya han declarado lo han hecho sólo para declararse inocentes y estar en contra del terrorismo. Cuando uno de ellos está detenido sólo por una grabación telefónica de la que se le intuye autor intelectual, y del otro que era amigo del barrio de uno de los siete supuestos suicidas, ahora cadáveres de Leganés con el que jugó al futbol una temporada en una liga de aficionados, y era al único que conocía de los siete, aunque no lo parezca, para mí hemos avanzado.

¿Os imaginais si llega el de ayer y suelta que Alá es grande y los trenes pequeños, que fue una pena no poder haber acompañado a sus amigos mártires en la ejecución del atentado que él planeó? ¿Y si el de hoy hubiera dicho que Alá es todavía más grande?

Pues claro, yo también hubiera dicho: “Somos unos conspiranoicos”

Pero no, no caerá esa breva, de saber la verdad, toda la verdad.

Y si en algo hemos avanzado, es en que me reafirmo en la convicción que me dan las actitudes de unos entorpeciendo, y de otros exigiendo, la opción ETA, con Dinitrotolueno, va ganando a los puntos.

Hasta la victoria final, la verdad del KO, no valen victorias a los puntos.

Queremos saber la verdad, caiga quien caiga.

Publicado en 11m, España. 1 Comment »

Traición al pueblo

Este es el contrato que obligaba a los líderes de los partidos políticos a cumplir con el pueblo español y que fue quebrantado en una traición inolvidable.


Los 12 puntos de la Junta Democrática de España

Los doce puntos de su programa eran los siguientes:

  1. La formación de un gobierno provisional que sustituya al actual, para devolver al hombre y a la mujer españoles, mayores de dieciocho años, su plena ciudadanía mediante el reconocimiento legal de todas las libertades, derechos y deberes democráticos.
  2. La amnistía absoluta de todas las responsabilidades por hechos de naturaleza política y la liberación inmediata de todos los detenidos por razones políticas o sindicales.
  3. La legalización de los partidos políticos, sin exclusiones.
  4. La libertad sindical y la restitución al movimiento obrero del patrimonio del Sindicato Vertical.
  5. Los derechos de huelga, de reunión y de manifestación pacífica.
  6. La libertad de prensa, de radio, de opinión y de información objetiva de los medios estatales de comunicación social, especialmente en la televisión.
  7. La independencia y la unidad jurisdiccional de la función judicial.
  8. La neutralidad política y la profesionalidad, exclusivamente militar para la defensa exterior, de las Fuerzas Armadas:
  9. El reconocimiento, bajo la unidad del Estado español, de la personalidad política de los pueblos catalán, vasco, gallego y de las comunidades regionales que lo decidan democráticamente.
  10. La separación de la Iglesia y del Estado.
  11. La celebración de una consulta popular, entre los doce y los dieciocho meses –contados a desde el día de la restauración de las libertades democráticas-, con todas las garantías de libertad, igualdad de oportunidades e imparcialidad, para elegir la forma definitiva del Estado.
  12. La integración de España en las Comunidades europeas, el respeto a los acuerdos internacionales y el reconocimiento del principio de la coexistencia pacífica internacional.

¿Por qué estos doce principios merecían ser traicionados?

Porque ninguno tenía la seguridad de que pudieran continuar tras unas elecciones libres siquiera siendo jefes de sus propios partidos, por lo que pactaron el sistema proporcional y las listas de partido para perpetuarse en el poder. Codicia pura.

Miedo al pueblo

El sentimiento que guió la transición encarnada en los líderes políticos tanto de los que venían del régimen de Franco como de los partidos ilegales en el exilio fue sin duda el miedo al pueblo. Como la ley de Le Chatelier, ante un desequilibrio, el sistema siempre evoluciona en sentido de restablecer el equilibrio. El desequilibrio a la muerte de Franco se inclinaba hacia el pueblo. En este sentido, los que venían del régimen tenían que evolucionar hacia el pueblo. Por el otro lado, los líderes políticos, que no habían sido elegidos democráticamente, sino en la clandestinidad y por tanto quizá para la opinión pública podían tener la legitimidad, pero ellos mismos sabían que su legitimidad hacia el pueblo era precaria, necesariamente tenían que evolucionar buscando esa legitimidad.

Y he aquí la clave, que teniendo el pueblo la fuerza que provocaba el desequilibrio, los líderes de los partidos ilegalizados, pasaron uno por uno, todos tras el PSOE, por el pacto con los que venían del régimen. Los recien legalizados obtenían su legitimidad, los herederos de la legalidad vigente, ganaron su cercanía al pueblo tolerando a los partidos. ¿por qué? ¿es que no era conocido por ellos lo que quería el pueblo? Imposible, puesto que todos ellos estaban coordinados y bien informados en la junta democrática y luego en la platajunta.

El pueblo quería democracia. No sabía lo que era pero quería democracia. Pues toma dos tazas. ¿por qué no se hizo la verdadera ruptura democrática? ¿por que los líderes de los partidos prefirieron renunciar siquiera a proponer la república, que por cierto está ahora tan de actualidad? Hay que recordar que España ya tenía Rey nombrado por Franco, y que por tanto este precepto era irrenunciable por los que venían del régimen, ni qué decir cual era la postura del Rey respecto a la república. el PSOE utilizó la república en las negociaciones con Fraga, pero de boquilla, para conseguir renunciando a ella el sistema proporcional de listas.

Y fue así porque los líderes de los partidos ilegales no tenían seguridad alguna de poder continuar siendo siquiera jefes de sus partidos si fuese un sistema democrático. Entonces como interesaba personalmente a todos los que se sentaron y firmaron el pacto de la transacción, establecieron de nuevo el equilibrio contentando al pueblo con una constitución que les otorgaba el poder perpetuo. Como jefes de sus partidos, nunca dejarían que se les apartara de ellos, puesto que los partidos no son democráticos en su funcionamiento interno y además cuentan con las listas de partidos como la forma de asegurarse la fidelidad de sus militantes. y con el sistema proporcional, se aseguran todos los partidos su cuota de poder. Ninguno pierde, todos ganan. El que tenga mayoría tiene el poder ejecutivo y luego en función del porcentaje de escaños se tiene la cuota en el poder judicial, los consejos de administración de las empresas públicas, etc.

¿y el pueblo, dónde está el pueblo? El pueblo, ignorante, porque siempre interesó que el pueblo fuera ignorante para que no creara problemas al poder, no sabía lo que votaba. Se le dijo que votaba democracia, y tuvo democracia. Y todavía hoy casi treinta años después la mayor parte piensa que vivimos en democracia. Esto no se puede conseguir así de facil, hace falta que todos estén de acuerdo en no romper el consenso de no atacarse entre ellos para no romper el hechizo. El consenso en todas sus variantes: parlamentario, gubernamental y jurisdiccional. Además cuentan con la gran mayoría de los medios de comunicación para repetir una y otra vez los mismos adefesios políticos de la verborrea pseudodemocrática y demagógica: ““Hay libertades políticas, individuales y colectivas, privadas y públicas, porque el pueblo elige y depone libremente a sus gobernantes en elecciones legislativas y los jueces son independientes””. MENTIRA.

En estos días, podemos ver la trascendencia de que esta frase pueda ser cierta o falsa. Y las últimas cuatro palabras, ya forman una mentira. Porque Tremps iba a votar el estatuto catalán, y si no lo hace, lo hará otro por el, con total “normalidad democrática”. Es el consenso jurisdiccional. El PP podrá echar pestes, pero no tomará ninguna acción que ponga en peligro el consenso. Intentará sacar rédito electoral de todas las triquiñuelas del gobierno, pero no hara nada para evitarlas, porque no puede sin decir lo evidente: EL PODER JUDICIAL NO ES INDEPENDIENTE. NO LO ES AHORA NI LO ERA CON AZNAR NI LO FUE CON GONZALEZ. Pero es un consenso necesario para que esto parezca lo que no es.

En el parlamento, las mociones del PP no se escuchan. El PP puede lloriquear en los medios para sacar votos, o perderlos, pero no puede montar una comisión de investigación sobre el 11M en condiciones. Si todas las irregularidades que se sabe se han cometido tanto en las declaraciones ante la comisión, como en la investigación policial, como en la instrucción sumarial, no pueden ser perseguidas, ¿de que sirve al pueblo la política, la policia, los jueces, las instituciones? Todo esto sólo puede ser una gran mentira, porque no es sano, es contra natura. No puede ser verdadero, genuino. Es mentira además con apariencia de verdad, es un engaño.

¿Y cómo salir del engaño?

Antes hablé del miedo al pueblo por parte de los dirigentes políticos. Ahora me referiré al miedo del pueblo al pueblo.

El pueblo tiene miedo a ser gobernado por el pueblo, por varias razones. Una por miedo social, miedo a las masas enbrutecidas que es como muchos ven al pueblo. Miedo ideológico recíproco entre los de las izquierdas y los de derechas; este miedo es totalmente infundado, es el miedo a que los unos o los otros recíprocamente se hagan con el poder a perpetuidad sin mediar entes supervisores, es un miedo tribal nada trivial. Es debido a la polarización provocada por los partidos políticos hacia la sociedad, pero es una polarización artificial. En el momento dejaran de existir las fuerzas polarizantes en los partidos, la sociedad se vería otra vez avocada a la convivencia civilizada sin miedos. Es análogo al miedo irreal a la guerra civil o al golpe militar durante la transición. Nunca fue real, pero tuvo mucha repercusión propagandística. Y hay miedo irracional a que el poder lo puedan ostentar individuos sin una cultura mínima, que pudieran cometer barbaridades, por lo que hay buena parte de españoles que preferirían antes el estado de partidos pues les suponen a éstos un nivel superior de civilización y cultura.

Por todo ello, el miedo del pueblo al pueblo, lo aprovechan ahora y lo aprovecharán todo lo que puedan alimentándolo con ideologías excluyentes, nacionalismos centrífugos, pactos secretos, juicios mediáticos y adefesios políticos.

Es hora que olvidemos nuestros miedos, pues solo una amenaza hemos de temer, y es la clase política que nosotros mismos alimentamos con nuestro voto. Un ciudadano, una abstención. Y sin nuestro voto saldrá a la luz la verdad de a quíen representan. Un demócrata nunca tendrá miedo al pueblo. Los nuevos republicanos, somos demócratas. Queremos libertad política que nos libere de esta servidumbre a la que se ve sometida el pueblo, y esta vez, sabemos que no habrá pacto secreto, traición al pueblo ni Rey perjuro porque el Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional declara que se disolverá en cuanto traiga a España la democracia.