Ni voto nulo ni voto en blanco

El voto nulo, como el voto blanco, no puede romper el sistema, aunque fuera masivo, porque legitima la participación en las urnas de la partitocracia, de las que sale el horror que este MCRC se propone eliminar.

El voto nulo significa exactamente esto: no apoyo ningun partido (como el voto blanco), pero un deber cívico me obliga a votar nulo, para expresar mi protesta contra el sistema. La contradicción es evidente. No se acude a casa de tu enemigo, donde te invita, para decirle que rechazas su invitación. El voto nulo aumenta la participación, que es el dato que legititima al Régimen Monárquico. El voto nulo puede ser manipulado.

No hay ningun deber civico de votar, porque es un derecho y no un deber. El voto obligatorio era característico de las dictaduras. Tambien lo es hoy de la Monarquía belga y de varias repúblicas suramericanas. No, No y mil veces No. La unica opcion digna y reconstructiva de la moralidad pública es no acudir a la urna crematoria del espíritu republicano. [AGT]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: