Intereses rivales

Los republicanos rechazamos esa solución tan repetida en la historia española de la división en dos de la sociedad y el enfrentamiento a muerte de los intereses rivales. Probablemente nadie ha sabido plasmar más desgarradamente el horror por el guerracivilismo que Manuel Azaña en “La Velada de Benicarló”, o en sus célebres palabras “Paz, Piedad, Perdón”, de su discurso de 1938. La guerra civil no es, ni puede serlo, la base y el fundamento de nada. Las guerras civiles son, en todo caso, grandes desastres nacionales. Los españoles deberíamos tenerlo muy presente, pues no en vano tenemos la experiencia de las muchas guerras civiles habidas en los últimos doscientos años. [Comentario original]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: