Filosofía moral del liberalismo

En la historia real no ha existido nunca un mercado libre. Lo cual no es obstáculo a que esa creencia o deseo hayan inspirado, y dado coherencia interna, a la filosofía moral, pero ideológica, del liberalismo. [AGT]

La conquista de la libertad política

Los grandes cambios políticos no se han producido en momentos de depresion economica, sino cuando comienzan a sentirse mejoras. Sucedió así en la Revolucion francesa y en todas las del 48. Incluso la Revolucion rusa de octubre actuó en una situación económica mejor que la de la reforma de febrero. Acuértade del famoso lema ignaciano “en tiempos… no hay que hacer mudanzas”. Yo no creo en ningun determinismo histórico. Como tampoco en que la democracia politica necesita para instalarse un alto grado de desarrollo economico. EEUU y Suiza no eran paises desarrollados cuando conquistaron la libertad. [AGT]

Inmigrantes y explotación

Como este MCRC no es un partido politico, y convoca a todos los sectores de la sociedad civil, no debe pronunciarse sobre cuestiones sociales. Pero, como la libertad politica y la democracia afectarán a todos los residentes en España, el MCRC reconocerá el derecho constitucional de los inmigrantes a no ser discriminados, ni usados como ejercito amarillo en el mercado laboral. [AGT]

Realidad, ficción y demagogia

Los hechos solo pueden ser reales o ficticios. La demagogia se basa en los sentimientos de indignación o de exaltación que provoca una ficción generalizadora de lo particular: sea la de una falta o deficiencia general en la realidad social, o bien la de una presunción de que ésta tiene lo que precisamente le falta. El primer tipo funda la propaganda izquierdista. El segundo, básico en la propaganda fascista, es usual en la derecha. Ambas demagogias son odiosas. Debemos combatirlas. [AGT]

Los intereses creados

Los intereses creados en el Estado de Partidos y de Autonomías no permiten que el capital financiero se subordine al capital industrial, ni que el empresario encuentre el clima de respeto social y el marco legal idóneo para asumir los riesgos inherentes a la inversión de capital, sin depender de la corrupción administrativa, del favor del partido gobernante ni de la demagogia obrerista. La organización patronal, tan politizada como la sindical, constituye un órgano estatal que asegura el dominio de la oligarquía en el Estado de Partidos. Sus poderes reales, delegados por las empresas del gran capital, se manifiestan en los Convenios Colectivos como los del gobierno visible de la oligarquía invisible.

[AGT en Sociedad empresarial]

La mentalidad anacrónica de la transición

Ha sido la mentalidad anacrónica de la Transición la que ha implantado, con la fuerza residual de la dictadura, el anacronismo de una Monarquía de Partidos que consagra el predominio demagógico de lo social sobre lo civil, y de la heteronomía oligárquica sobre la autonomía empresarial, cuando el problema económico de España era la creación de empleo y el aumento constante de la competitividad, mediante una innovación tecnológica sistemática, una revaloración de la excelencia profesional y una visión del mundo industrial, común a patronos y trabajadores, que preservara el medio ambiente y renovara los recursos humanos con el sistema educativo.

[AGT en Sociedad empresarial]

Revolución cultural democrática y republicana

El cambio de perspectiva exterior no ha ido acompañado de un cambio correlativo en las mentalidades sociales que reproducen, con otro alcance y en otros términos, el conflicto entre empleadores y empleados. Mucho más difícil que cambiar las relaciones externas de dominio, objetivo de todas las revoluciones políticas, ha resultado la adaptación de la mente a las nuevas realidades del mundo económico y social. Por eso apremia una verdadera revolución cultural (democrática y republicana), que retire de la circulación social los prejuicios ideológicos derivados del pasado, y adapte las mentalidades al mundo real en el que viven hoy, sin comprenderlo.

[AGT en Sociedad empresarial]