No hay práctica revolucionaria sin teoría revolucionaria

Decía un conocido revolucionario, al que no mencionaré que: “No hay práctica revolucionaria sin teoría revolucionaria”. Las aportaciones teóricas del Sr Trevijano, en orden a desentrañar el verdadero significado de determinados conceptos cuyo significante, de acuerdo con la filosofía del lenguaje, puede ocultar la verdadera esencia de lo que se afirma, se me antoja uno de los intentos más serios de innovación de la teoría política.

Esta labor me parece muy esclarecedora en orden a develar lo que ocultan conceptos jurídico-políticos presentes en la Constitución de 1977 y en la jerga político jurídica de la clase política. Y lo que ocultan son auténticas mixtificaciones, que pasan por auténticas afirmaciones de democracia política. La historia lo dice, un robusto pensamiento y un “corpus” teórico doctrinal puede hacer avanzar a la humanidad como quedó demostrado con el movimiento Ilustrado en la Revolución Francesa. Participo del criterio de que para transcender el, hasta cierto punto, anquilosado pensamiento teórico de la democracia formal son necesarias las aportaciones teóricas de todos cuantos nos empeñemos en esa tarea. La democracia debe ser revitalizada mediante una presencia activa de la ciudadania via participación y deliberación. Menciono a teóricos del republicanísmo y de la democracia participativa y deliberativa: el Australiano Phillip Pettit. [Comentario original]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: