Pan y circo

Con toda intencion he querido huir del tópico “panen et circenses”, porque ese ya no es el fundamento de la moderna sociedad espectacular. En Roma, el pan de la pobreza material era lo esencial, y el circo la distraccion de la situacion politica. Pero hoy, en las sociedades de la abundancia, el espectáculo se integra en la propia esencia de la sociedad para identificarse con ella, haciendo vacua la necesidad de que sea representada en el escenario politico.

Decía Rousseau que “donde el pueblo está presente sobra la representación”. Y donde el pueblo está hoy presente, con una misma comunión de sentimientos, es en los partidos de la selección española o de Nadal. Aquí no hay la enajenación que motivó el discurso de la escuela crítica. Aquí hay identificación de todo el pueblo, sin diferencias de clase social, en el mismo sentimiento patético de identidad. Eso es lo nuevo de la sociedad espectacular. No ocultar la ausencia del pueblo en la política o en su representación, sino hacerla innecesaria. [AGT]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: