LA FACTORÍA DEL SÚPER HOMBRE

El mundo llamado occidental asiste aterrado, tanto más cuanto más ignorante, a las admoniciones de los grupos de verdes y ecologistas. Estos, disfrazados de progresismo trasgresor, constituyen, sin lugar a dudas, algunos de los colectivos más conservadores del planeta; y entre sus quimeras se halla la de obligar a los gobiernos al cierre de todas las centrales nucleares. La realidad es que, entre los contaminantes atmosféricos, hay ingentes cantidades de residuos de isótopos radiactivos; también emponzoñan lagos, tierras y plantas y, a través de todos estos, animales y humanos, cuyos organismos los absorben. Proceden de las emanaciones naturales de radón, de las erupciones volcánicas, del refinado de las menas de minerales uranio y torio, de las fugas de centrales nucleares y de los vertidos industriales y del uso médico de radioisótopos. Su mayor peligro proviene de su persistencia como contaminantes, que es de miles de años, a veces. Radón, iodo, cesio, estroncio y plutonio son sustancias radiactivas emitidas a la atmósfera como gases o partículas en suspensión que, aún en pequeñas concentraciones, pueden tener graves resultas para la salud.

La cantidad de contaminante radiactivo en la biosfera comenzó a aumentar significativamente a partir de las pruebas nucleares previas a Hiroshima y Nagasaki, en las propias explosiones que ocasionaron las masacres y en los cientos de pruebas nucleares de los años cincuenta y sesenta. A partir de entonces, los ensayos fueron subterráneos, pero ello no impidió la filtración de residuos a la atmósfera y a los cauces subterráneos de aguas. Tras la definitiva prohibición de ensayos nucleares, el uso industrial de la radiactividad tomó rápidamente el relevo como principal agente contaminante artificial: Three Mile Island y Chernobil han sido los paradigmas de ese fenómeno, pero los accidentes con escapes de contaminantes desde las centrales nucleares a la biosfera se cuentan por millares. De todos modos, no sólo las centrales nucleares contaminan radiactivamente la atmósfera: una térmica de 1.000 MW que consuma al día 10.000 toneladas de carbón —que contiene uranio— emite diariamente una radiación equivale a dos toneladas de uranio-238. Tan evidente es el fenómeno de estos últimos 70 años, que se acepta un incremento en la radiactividad total del planeta del orden de un 15% respecto a la natural, incluida la cósmica; la realidad, sin maquillaje oficial, puede llegar a ser el triple. Y eso, sin contar con que se trata de cifras promedio que pueden llegar a concentraciones locales decenas de veces superiores.

La radiación natural ha sido siempre la responsable, entre otras muchos fenómenos, de la evolución de animales y plantas a través del mecanismo aleatorio de trastrocamiento del ADN de estos. Luego, la selección natural se ha encargado del resto, haciendo perecer a los organismos más débiles a manos de los más fuertes. La desinformada humanidad conoce de la radiactividad únicamente sus efectos negativos sobre la vida, que son de dos tipos: la mutación celular que alcanza a los genes que no tiene descendencia, que se manifiestan en forma de cáncer, leucemia y otras degenerativas mutaciones celulares; y los que sí la tienen, y que se revelan en malformaciones de los fetos. No es tan fácil conocer los efectos positivos, pero los hay. Tiene que haberlos. Lo que sucede es que nadie acude al médico o al psicólogo para contarle que todo le funciona más allá de la perfección, que tiene una existencia calmada y extraordinariamente feliz o porque es un genial científico con un cociente intelectual de 180.

En una serie de artículos que arrancan hoy, descubriremos esos efectos objetivamente positivos que convierten a la humanidad tecnológica, siempre auxiliada por la Madre Naturaleza, en una suicida factoría para la producción de monstruos, incluyendo entre ellos al Súper-Hombre.

Anuncios
Publicado en democracia. 22 Comments »

22 comentarios to “LA FACTORÍA DEL SÚPER HOMBRE”

  1. Anonymous Says:

    La locura nazi no contó con estas fuentes de evolución, por suerte !! Pero de todos modos 70 años no son nada en cuanto al mecanismo de la evolución.

  2. Un de la banda de Xirivella Says:

    Che collons un altra boig! Aquest diari és un manicomi de psicópates molt perillosos.

  3. Anonymous Says:

    Verdaderamente interesante y lógico. No lo había pensado nunca así. Espero los siguientes “capítulos”.

    ¿Uña de Quintana? ¿No es profesor de Física de la Autónoma de Barcelona?

  4. Miguel Uña de Quintana Says:

    El Übermensch, según Nietzsche, es una persona capaz de crear su propios valores identificando como procedente su genuina voluntad de poder. Los valores tradicionales cristianos someten a las personas a la esclavitud moral a un estado de resignación y conformismo hacia todo lo que sucede en el mundo. Esos valores son impedimentos para la aparición del superhombre: seguro, independiente e individualista, que no se deja llevar por la multitud; al contrario de los débiles, esclavos de la tradición y las leyes. Nietzsche es un pensador interesante, pero no comparto en ningún aspecto la ideología nazi.
    Se equivoca, no vivo en Barcelona.

  5. f. ambrós Says:

    Interesante de verdady raro, raro, raro, tiene truco seguro, a que si?

  6. patalete Says:

    ¿Es el primero de una serie de editoriales científicas, Message?. Pues espero expectante. Ya lo tengo dicho: No sólo de pan -ni de política-, vive el hombre.

  7. Jaume Farrerons Says:

    Saludos. Voy a ver cuánto tardan en banearme de este sitio.

  8. Jaume Farrerons Says:

    Veo que os habéis unido a la cantinela del antifascismo, algo muy heroico y transgresivo teniendo en cuenta que es código de identificación del sistema. La forma de saber rápido si un tipo quiere trepar es la adopcíón institiva y canallesca del “reflejo” antifascista. Por supuesto, si mandaran los nazis el reflejo sería en la dirección contraria y nos hablaría sin empacho de la perversidad judía. Es la prueba del algodón de la honestidad. Credibilidad cero, pues, para esta página.

  9. Jaume Farrerons Says:

    No puede defender la libertad, quien sólo la reivindica para tener “éxito” en la vida. La libertad sin la verdad es pura hipocresía. A Sócrates lo mataron y a Jesucristo también. ¿Para qué queremos la libertad sino para decir lo que el poder NO QUIERE ESCUCHAR? Basta de falsos profetas que le reclaman al poder lo que ni siquera ellos mismos cumplen en sus pequeños cotos de reivindicación personalista. El Foro Repúblicos fue una farsa. No existe una posición políticamente neutra, sino un neutralismo formalista de los modelos de estado que sólo esconde el liberalismo más vergonzante.

  10. Anonymous Says:

    Piensas al respecto exactamente lo mismo que Pepe Fernández. Ya ves…

  11. Anonymous Says:

    MCRC:

    “Veritas Sive Libertas”

    Verdad = Libertad

  12. ácratas Says:

    La nota del warning de comentarios dice:

    “Ácratas es un diario libre. Aquí no serás censurado de ninguna manera. Pero te rogamos que no vulneres la Ley con tus comentarios. Si no conoces la Ley, sé prudente. No te extralimites. Sabe que cualquier comentario deja un rastro informático suficiente como para que puedas ser localizado. Gracias.”

    Y se va a cumplir.

  13. Anonymous Says:

    ¿Qué ley he vulnerado?

  14. Jaume Farrerons Says:

    ¿Qué ley he vulnerado?

  15. Jaume Farrerons Says:

    La verdad es que no creo haber vulnerado ninguna ley al decir que el Foro Repúblicos es una farsa que funciona como el cortijo particular de los administradores. Me gustaría que se me aclarara el motivo de la advertencia, porque no lo veo. Gracias.

  16. Jaume Farrerons Says:

    ¿Lo mismo que Pepe Fernández? Pues vaya, prefiero callarme, no sea que esta vez sí vulnere la ley. Saludos.

  17. ácratas Says:

    No has vulnerado ninguna, Jaime. ¡Por supuesto que no! El comentario significa que no se te va a banear de ninguna manera, porque este diario tiene a gala no hacer eso con nadie. Aquí no. Aquí no hay más limitación que el sentido común, que es lo que reza el warning. Di lo que quieras, escribe lo que quieras, sé feliz, porque eres libre de expresarte a tu aire.

    Que tu sentido común te guíe.

    Saludos.

    Y un ruego: lee los artículos. Y coméntalos si te apetece.

  18. Jaume Farrerons Says:

    Ya los leo, ya, pero no todos, por falta de tiempo en muchos casos, en otros por mi ignorancia sobre el tema del artículo, que me impide valorarlo. Me sorprendió, eso sí, mucho vuestra postura favorable a la actual política de inmigración, que sólo véis como demasiado… restrictiva. Es para tirarse por un balcón. Me gustaría que reflexionarais sobre el tema, porque la inmensa mayoría del pueblo español está harto, y los más perjudicados son los trabajadores. Pero claro, si sois liberales y encima ultraliberales, tipo Hayek, vuestra postura es coherente. Y es en este punto donde liberalismo y democracia entran en conflicto. Por eso yo no soy liberal. Soy demócrata, que es otra cosa. ¿Sois liberales o demócratas? Pensadlo. Saludos.

  19. Jaume Farrerons Says:

    ¿Puede un á-crata ser demó-crata? Tema para un artículo.

  20. Anonymous Says:

    Lo importante es que no todos los articulistas piensan del mismo modo. Puedes comprobarlo en las propias respuestas de unos a otros.
    Salud.

  21. Anonymous Says:

    si la pólitica actual de inmigración..parece restrictiva a estos señores…q venga Dios y lo vea…valiente anarquismo..buscaremos otra cosa..adios.

  22. Anonymous Says:

    ¿Anarquismo?
    ¿Qué anarquismo?

    Asevero que el camino de Ácratas es el camino de la inocencia, y que no puede hermanarse con ninguna fuerza política, sino que trata de aproximarse a todos nuestros camaradas de especie con un humanismo poético superador de toda diferencia. La nueva organización social, la de vernos camaradas, sólo será viable cuando el cavilar y el sentir de cada uno sea libre. Libre. Es eso lo que conseguirá articularnos a todos y libertarnos.

    Salud.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: