La CNT hoy

Desde luego, Franco no podía consentir el anarcosindicalismo, pero, al morir éste, rebrotó con tanta fuerza y, evidentemente, chocando tanto con los planes que se tenían previstos (en la medida en que se pueden prever estas cosas) que, si no fuera porque aún se mantiene en pie, diría que la puntilla se la dio la maravillosa y desairada democracia que parió la Transición. En realidad, la puntilla se clavó, pero les quedan bastantes metisacas —léase: reformas laborales y leyes, ¡y venga leyes, convenios y acuerdos!, inaceptables— para que, sin suelo, caiga definitivamente la CNT y, con ella, toda posibilidad de sindicalismo de verdad, del de toda la vida. [Comentario original]

Anuncios

Lo que queda de dignidad sindical

Los sindicatos que no comen del presupuesto, aún guardan vergüenza, son expulsados de la acción sindical, (cambio en la jurisprudencia constitucional sobre libertad sindical), son obviados en los medios de comunicación, son desprestigiados como radicales y utópicos, son paqueados desde todos los ángulos. [Comentario original]

Sindicalismo español en el siglo XX

En España, la historia del sindicalismo en el siglo XX se reduce al triunfo de la anarquista Confederación Nacional de Trabajo, fundada en 1911, y a la feroz represión y disolución de la misma por el Régimen de Franco. La UGT nunca dejó de ser la rama obrera del PSOE. Y el PC no tuvo nada parecido hasta la creación, dentro del sindicalismo vertical, de las prometedoras Comisiones Obreras.

[AGT en La sociedad laboral]