La sociedad del estilo lúdico

No hay escritor de novelas o de prensa que se atreva a decir lo que sabe, sin expresarlo con estilo lúdico. Los que no son modernitarios son apartados de los medios. Sin alma propia, los mirones de lo otro crearon el pensamiento débil del consenso. Tras el fracaso de las rebeliones juveniles del 68, prosperó la “filosofía lúdica“, la que importaron los pseudo-intelectuales españoles de la Transición. No hay estilo lúdico sin mentalidad lúdica, sin miramientos a la fama propia mirando a los famosos. Los escritores de la espectacularidad, queriendo ser parte de ella, se ofrecen ellos mismos en triste espectáculo. No presentan arte ni pensamiento, pero representan la inmersión de los intelectuales en la espectacularidad de las distracciones sociales, con las que eluden la visión de la realidad y la libertad política. El primer “homo ludens“, el mirón de España a la negación de España, es el Rey.

[AGT en Sociedad espectacular]

La subordinacion del capital industrial al financiero

La subordinacion del capital industrial al financiero no es un problema original ni universal. Lo que es evidente en Japón no lo es en EEUU. La globalización tampoco es una necesidad orgánica de la gran banca mundial. Pero sí para la industria y el comercio de los productos de consumo universal.

Es conocida la debilidad del dolar durante el rápido crecimiento industrial de EEUU despues de la guerra de secesion. En España, la industria vasca nació y creció sin financiación española. En la crisis del 98, la retirada de capitales de America del Sur dió origen al Banco Hispano Americano. La industria era mas fuerte que la Banca. La dominacion del capital financiero comenzó con los hombres del Opus Dei en la direccion de la economía. Lopez Rodo planificaba desarrollos especulativos a la vez que Luis Vals acometía el control del Banco Popular.

Lo repetire mil veces: la demagogia obrerista de la Transicion, la pegatina de franquista adosada al empresario, retrajo la inversion en inmobilizados y provocó la venta de las mejores empresas al capital extranjero. Y con esas masas de dinero liquido los antiguos empresarios, o sus hijos, se hicieron especuladores, engrandeciendo a la Banca. En fin, trato de aclarar, querido Leonardo, por qué el MCRC encontrará empresarios que lo apoyen, y la Banca lo rechazará en bloque. [AGT]

La traición de los partidos en la transición

Lamento, que consideres a Ollero un jurista de talla antes del consenso. No lo fue nunca. Y sobre su memoria recae la ignominia de haber sido el correveidile de la traición de los partidos a su compromiso de ruptura democrática del regimen franquista. Me visitó para que yo aceptara, como Coordinar de la Platajunta, un pacto de reforma con el Presidente Suarez. Lo despedí con brusquedad. Entonces se dirigió a Raul Morodo (que ya había asumido la posición reformista del PSOE) y otros personajes de la Plataforma unitaria, y les propuso que constituyeran una Comisión, sin mi presencia, para poder pactar con Suarez la Reforma. Asi se hizo. Fernández Ordoñez, un alto cargo franquista, que no estaba en la plataforma de oposición, vino a mi despacho con toda urgencia para que mi plaza vacia, en la Comisión de los 9, la ocupara él, en nombre de un pequeño partido socialdemocrata que encabezaba el honesto aviador republicano Eurico de la Peña, ya fallecido, a quien rindo los honores que merece su memoria. [AGT]

La mentalidad anacrónica de la transición

Ha sido la mentalidad anacrónica de la Transición la que ha implantado, con la fuerza residual de la dictadura, el anacronismo de una Monarquía de Partidos que consagra el predominio demagógico de lo social sobre lo civil, y de la heteronomía oligárquica sobre la autonomía empresarial, cuando el problema económico de España era la creación de empleo y el aumento constante de la competitividad, mediante una innovación tecnológica sistemática, una revaloración de la excelencia profesional y una visión del mundo industrial, común a patronos y trabajadores, que preservara el medio ambiente y renovara los recursos humanos con el sistema educativo.

[AGT en Sociedad empresarial]

El botín de la prebenda

Puedo asegurar por un conocimiento directo, que si hubo alguien en el seno de la Junta Democrática y la Platajunta que hasta el último momento, y antes de las insidias y bajezas morales del Sr Mújica Herzog, defendío que el cambio de la Monarquía del 18 de Julio a la democracia plena, no se hiciera simplemente como el cambio de una ley a otra ley hurtando al pueblo español el preceptivo proceso constituyente. Ese fué Antonio García Trevijano, la postergación suya y la de las formaciones políticas que hasta el último momento quisimos la ruptura democrática con la dictadura fué lisa y llanamente consecuencia de la traición sin contemplaciones de unas élites políticas con Carrillo a la cabeza que ya avizoraban el botín de la prebenda y que no dudaron en pactar con el sector mas renovado del movimiento Nazional. [Comentario original]

Comisiones Obreras

En relación al comentario del Sr.Trevijano sobre la sociedad Laboral y en su análisis de la evolución de los sindicatos despues de la guerra civil, utiliza la expresión “…las prometedoras Comisiones Obreras”.

Como bien sabe el Sr Trevijano éstas fueron concebidas en sus origenes como un Movimiento Socio-Político en defensa de los derechos y demandas laborales de los trabajadores, albergando en su seno junto a la más destacada militancia obrera del Partido Comunista y otras formaciones comunistas a su izquierda , sectores diversos y muy activos en el mundo obrero de la Iglesia Católica. El Jesuita Padre Llanos fue un buen ejemplo evangélico, por su labor en Comisiones Obreras y en el movimiento ciudadano del Pozo del Tio Raimundo. Ese sindicato y ese movimiento socio-político al que siendo muy joven pertenecí, se planteó,como movimiento y sindicato clandestino,y dentro de su táctica de acción sindical presentarse a las elecciones sindicales que convocaban periódicamente los Jerarcas de la Organización Sindical de la dictadura franquista, de ese modo y según el tamaño de cada empresa o fábrica los activos militantes contra la dictadura coparon los cargos de representación entonces denominados, Jurados y Enlaces Sindicales, aprovechando con ellos los pocos requicios legales que la legislación dictatorial permitia a las clase trabajadora de entonces a la par que nos permitía llevar a cabo una labor de proselitísmo político entre los trabajadores en favor,en defensa de la democracia política la libertad sindical y el fin de la dictadura.

Le felicito Sr Trvijano por su riguroso y acertado análisis sobre el sindicalísmo actual. Sólo me queda el orgullo de aquella espéndida juventud activísima en política y sacrifica a mayor gloría de las instaladas burocracias de partido y sindicales. Un sola esperanza albergo, no ser derrotado por segunda vez. [Comentario original]

Mantuve un estrecho vínculo con Comisiones Obreras desde su nacimiento. La reunion clandestina que preparo la huelga de octubre del 67?, no pudo ser impedida por la policia, porque yo mismo la orgabicé en la fabrica de medias Vilma (plaza de Castilla), y los asistentes de toda España no conocieron el sitio de la reunión hasta una hora antes, mediante varios emisarios que envie a los lugares de llegada. Cuando la policia se enteró ya no pudo deterner más que a mi secretario personal.

Ademas, CCOO entró en la Junta Democratica una semana antes que el PC. Y cuando presenté la Junta en el Parlamento de Estrasburgo resalté la novedad de un sindicato unitario de diversas ideologias. En la contestación a mi discurso, el Comisario del Mercado Común, Chaysson (Ministro de Asuntos Extranjeros con Mitterrand) dijo que la idea sindical de la Junta democrática era la “picûre” que necesitaba el sindicalismo europeo para despertar.

El único amigo que conservo de aquellos tiempos es Marcelino Camacho, con quien compartí Carabanchel. [AGT]

Del origen de los sindicatos y partidos estatales

Me parece muy esclarecedor el comentario que ve en los dos actuales sindicatos mayoritarios los sucesores del Sindicato Único Vertical, cuya estructura, organización, funcionamiento y atribuciones están calcados de los de aquél. Podríamos decir que en realidad el Sindicato Único sigue existiendo, sólo que ha sufrido una meiosis que lo ha dividido en dos partes.

De igual manera, el Partido Único todavía sigue existiendo, sólo que en este caso, más que una meiosis ha sufrido una metástasis (cancerígena) que lo ha convertido en el rosario de partidos oligárquicos, estatales y nacionalistas, que ahora padecemos. Es más, yo diría que los dos grandes partidos mayoritarios, PSOE y PP, provienen directamente de las dos grandes familias políticas del franquismo: el PSOE actual deriva de la Falange (que algunos consideraban como la “izquierda” del régimen, con su demagogia social y su vacua retórica de la “revolución pendiente”), mientras que el PP procede del Opus Dei (más tradicionalista y conservador). No en vano el actual PSOE está plagado de ex-falangistas, mientras que el PP es prácticamente una sucursal del Opus. [Comentario original]

La CNT hoy

Desde luego, Franco no podía consentir el anarcosindicalismo, pero, al morir éste, rebrotó con tanta fuerza y, evidentemente, chocando tanto con los planes que se tenían previstos (en la medida en que se pueden prever estas cosas) que, si no fuera porque aún se mantiene en pie, diría que la puntilla se la dio la maravillosa y desairada democracia que parió la Transición. En realidad, la puntilla se clavó, pero les quedan bastantes metisacas —léase: reformas laborales y leyes, ¡y venga leyes, convenios y acuerdos!, inaceptables— para que, sin suelo, caiga definitivamente la CNT y, con ella, toda posibilidad de sindicalismo de verdad, del de toda la vida. [Comentario original]

La transición sindical

La Transición sindical ha seguido el camino y el ejemplo de la Transición partidista. Se disolvió el Partido Único y su lugar al sol del poder fue ocupado por varios partidos estatales. Se disolvió el Sindicato Único y se sustituyó por varios sindicatos estatales. No solo porque están financiados por el erario público y participan del consenso político, sino porque siguen siendo órganos del Estado con poderes normativos sobre los trabajadores no afiliados, la inmensa mayoría.

[AGT en La sociedad laboral]

Crisis total de la politica y de los politicos

El Estado monárquico nacido el 22 de noviembre de 1975, así como el sistema parlamentario para darle acomodo diseñado en 1978 han estado en permanente crisis. Y si ambos han sobrevivido ha sido por tres causas principales que han atenazado a la sociedad española:

  1. El franquismo, la servidumbre voluntaria y la teoría de las generaciones. Franco logró que, a su semejanza, nadie se metiera en política.
  2. Los españoles, con la memoria de la represión en sus corazones, prefirieron renunciar a su derecho a la libertad para quedarse con lo que de arriba venía impuesto y disfrazado de democracia moderna.
  3. La nueva generación que se hizo con el gobierno y con el Estado en esos años mantiene, sino su poder, sí su influencia.

Y todo ello impregnó la conciencia española gracias a un mayor acceso a unos medios de comunicación siempre serviles al poder, correas de transmisión de los políticos y hagiógrafos del Jefe del Estado. [Comentario original]

Tu excelente comentario menciona un elemento, la teoria de las generaciones, que no he tratado aquí, aunque si en mis libros. La idea de generación es cultural, mas que biológica. Tomada de un escritor frances, Ortega difundió la idea de que cada generacion cultural dura 15 años. Aunque este tiempo sea convencional, tiene cierto fundamento.

Han pasado dos generaciones de sosten monárquico y partitocrático. La primera agotó su ilusión con la huelga general contra la corrupcion felipista. La segunda lo ha agotado con la feroz mansedumbre del zapaterismo ante los nacionalismos. La crisis del Estado, sin crisis de Gobierno, está acompañada de una crisis total de la politica y de los politicos en la sociedad civil. Sobre este panorama nace la accion del MCRC como nuevo fenómeno político. La juventud tiene que comprenderlo como respuesta de la inteligencia y la honradez, al fracaso cultural y politico de las generaciones anteriores. [AGT]