La república sentimental

Es natural que tu idea de la República sea sentimental y la rechaces por instinto. Pero:

  1. Aquí no queremos ni pedimos una vuelta a esa República,
  2. La forma republicana del Estado puede dar cobijo a regimenes odiosos, pero tambien a la democracia.
  3. Las atrocidades sucedidas durante la II Republica, no las habría evitado la Monarquía de Alfonso XIII.
  4. La Republica Constitucional, al devolver a la sociedad civil la preeminencia, será la más civilizada de todas las Republicas europeas.

[AGT]

Novedosa Crisis de Estado

La novedad está en estos hechos innegables:

1.No hay crisis de gobierno, porque no la hay en la alianza parlamentaria que lo sostiene.

2. Hay crisis de Estado, porque todos los partidos del sistema quieren reformar la Constitucion en asunto tan capital para el Estado, como el de su estructura territorial.

3. La crisis de Estado la produce la acción voluntaria del Gobierno (Estatut y derecho de los vascos a decidir libremente su futuro).

4. La Monarquía ha dejado de ser garantía de la unidad de España.

La evidencia de estos 4 hechos destruye nuestras viejas ideas sobre la imposibilidad de una crisis de Estado sin crisis de Gobierno. Sobre todo, cuando es el propio Gobierno quien se considera tan fuerte que quiere socavar los cimientos del Estado para fundar otro de distinta estructura territorial. [AGT]

Crisis del sistema monarquico

En cuanto al partido popular hace lo imposible por mantener el consenso inicial. Si se apunta al No es para conservar a sus votantes, que forman el mayor bloque inequívocamente nacional, o por una actitud personal de Rajoy. Jamás romperá con el consenso -retirándose por ejemplo del Parlamento- porque tendría que romper con la Monarquía que es su clave y su escudo, como tampoco romperán el partido socialista y los nacionalistas mientres la necesiten de paraguas, nacional y, sobre todo, internacional. [Comentario original]

Esperaba tu total acuerdo con mi analisis de la situacion, dada tu adelantada visión sobre la diferencia ideologica y de intereses entre Gobierno y Estado. Pero la originalidad de una crisis de Estado sin crisis de Gobierno, en la historia de Europa continental, hace muy dificil el pronostico.
Como dices, el NO de Rajoy se debe al oportunismo de vincularse al movimiento social de las víctimas del terrorismo. En modo alguno lo puede llevar a la ruptura del consenso institucional. Pero ha empezado un camino de dificil retorno. Y acelera la crisis del sistema monarquico, a su pesar. [AGT]

Crisis del Estado monárquico

La situación actual de España es originalísima. Crisis del Estado monárquico, provocada por los nacionalismos autonómicos, sin crisis de gobierno. La falta de situaciones parecidas en la historia comparada ocasiona la perplejidad en los análisis de la situación. El partido gobernante lanza mensajes reformistas del Estado, inspirados en sentimientos republicanos y federales. El de la oposición anuncia proyectos de reforma de la Constitución, para frenar a los nacionalismos periféricos. La Monarquía aun no es atacada, pero ha dejado de estar defendida.

[AGT en Crisis de Estado sin crisis de Gobierno]

Oportunistas

Los oportunistas nunca lo comprenderán. A ellos les basta con que la idea de la República comience a circular con naturalidad, y ya quieren participar en las elecciones municipales, y que nuestro MCRC sea un instrumento de la REGENERACIÓN DEL SISTEMA, de la REGENERACIÓN DE LA MONARQUÍA. Y se permiten darnos consejos para que no cunda el desánimo y para que admitamos la disidencia, puesto que no se pone en cuestion a mi persona. ¡Los pobres! Como si me importara que se me cuestione. No, y mil veces, no.

Mientras esté al frente de este MCRC no admitiré disidencia alguna respecto a su finalidad y a sus medios. No queremos regenerar el sistema, sino acentuar su degeneración. Los que no estén de acuerdo que se vayan a otra parte. No somos un partido y no legitimaremos el sistema. Gracias a todos los que me ayudais a excluir a oportunistas, que el hecho de confesarse republicanos impacientes no los hace idealistas. [AGT]

Movimiento republicano morado

Querido Morado:

¿Donde está el movimiento republicano que yo retraso o freno? Aquí no hay mas que dos salidas a la Monarquía de Partidos;
a) la restauracion de la II Republica, en forma de Republica de Partidos, que querrian el PSOE y los nacionalistas que viven con la Monarquía sosteniendola; y
b) la alternativa democrática en forma de Republica Constitucional, que vengo promoviendo en solitario desde 1977.

¿Dónde estaban las prisas republicanas cuando hasta IU aceptaba la constitución monarquica porque era la de una democracia avanzada? Si tan seguros estais, lanzaros a la batalla, sin la munición que necesita la sociedad civil para desear la República. No seré compañero de la derrota. La batalla que no se da ahora, por falta de efectivos, puede librarse más tarde, con tropas de refresco. Una batalla perdida por una tropa apresurada, necesita generaciones para recomponer un nuevo cuerpo republicano.

¿Es imaginable que existan en España republicanos impacientes después de 65 años sin conato alguno de acción republicana? Contare una historia conocida. Carlos Marx frenó con su enorme influencia en el movimiento obrero, la rebelión anarquista de la comuna de Paris. La represion de Thiers atrasó el movimiento obrero en Francia cuarenta años.

Dices que condeno a los republicanos al ostracismo y al silencio, precisamente cuando los he convocado en un movimiento ciudadano por la República. Hablad por todas partes y haceros presentes en la sociedad. ¿Acaso yo lo impido? Jamás he pensado que la teoria pueda transformar, sin acción, el mundo. Pero toda acción politica sin teoria es puro blanquismo. ¿Como convencereis a la principal víctima del Estado de Partidos y de Nacinalistas, o sea, a la SOCIEDAD CIVIL, DE QUE EN LA REPÚBLICA CONSTITUCIONAL ELLA SERÁ SEÑORA Y NO SIERVA? Si teneis argumentos, decidmelos para que los haga míos. Si no los teneis, aprenderlos en este blog.

Me acusas de Jacobino porque defiendo la unidad de España, cuestion prepolitica e inseparable de la indivisibilidad de la libertad politica de todos los españoles. Pues bien, yo acuso a los nacionalistas de sinarcas corrompidos que, apoyan la monarquía, para repartise los despojos de España, cuando caiga. Me pides que apoye lo morado compitiendo con los partidos estatales y los medios de comunicación de la Monarquía, en su propio terreno, para que inmolen en el huevo la nueva idea democrática de la RC. Y me hablas de las elecciones municipales, sin pensar que la sola comparación inconsciente con el estado de la sociedad civil española en 1931 es grotesca.

En fin, ni soy hegeliano ni he dejado pasar una ocasión para estar en el compromiso de la acción. Lo hice contra Franco y lo hago contra la Monarquía. Pero jamás se debe confundir la necesidad de la accion, con el espejuelo del activismo. Algo en lo que ninguna persona inteligente puede caer. Y no tengo traumas que olvidar, pero sí muchas lecciones de la historia que recordar. Lo que estoy haciendo, aunque tu no lo veas, es organizar una acción republicana triunfadora. Agradezco el tono cariñoso de tus consejos. [AGT]

Diferencias personales o divergencias ideológicas

He repetido en todas las ocasiones donde surgen divergencias, que las diferencias personales siempre son, en la política, pretextos artificiales o inconscientes para no dejar traslucir que son producidas por motivos exclusivamente ideológicos. No hay pues que dar importancia a los que separan coherentemente del MCRC por creer que la democracia puede lograrse por via de reforma de la monarquia. [AGT]

Adecuar las palabras a los hechos

Observo que usáis la expresión III Restauración, para designar la monarquía de Juan Carlos, impuesta por Franco. Me parece más adecuado hablar de II instauracion de la Monarquia. Pues la primera fue la de Amadeo. La idea y el concepto de restauración, desde Luis XVIII, están vinculados a la vuelta al trono de una dinastia destronada.

Tambien pienso que aunque la próxima será la III República, no seria correcto considerarla como una restauracion, pues se trataría de la instauración, por primera vez, de una República Constitucional, es decir, de un sistema de gobierno democrático. Las Republicas parlamentarias, no separando los poderes, no son democráticas. Varias he repetido la tarea que nos incumbe de cambiar el vocabulario politico para que las palabras se cohonesten con los hechos. [AGT]

El consenso, gran desconocido

A mi juicio el más grave problema nacional es, efectivamente, el consenso, pero casi nadie sabe lo que es. Por tanto, lo único que importa son los votos.

Dudo que el mismo PP lo entienda a pesar de que el arrinconamiento a que le somete el Psoe, el partido mimado de la transición, es por el potencial que tiene de votos claramente españolistas no nacionalistas, susceptible de arrastrar a los que tiene en propio Psoe y, si no me equivoco,los mismos partidos nacionalistas.

La gente, y es natural, no entiende mucho de política y se atiene a lo que le dicen y lo que ve.Además, el êthos nacional español ha sido concienzudamente machacado durante la transición con el pretexto de la modernización (idea de la Nación, educación, moralidad,etc.). Casi no ha consistido en otra cosa. Si el PP se diese cuenta o quisiera darse cuenta, tampoco haría nada.

La clave del consenso, que incluye a las artificiosas oligarquías nacionalistas, por primera vez en la Constitución que distribuye los papeles de la comedia, es la Monarquía. Romper con el consenso sería romper con la Monarquía y a esto no se atreverá el PP. Por eso estoy de acuerdo en que sólo un movimiento integrador de la derecha y la izquierda españolistas, podrá hacer frente al esperpento, que por cierto carece de un Valle-Inclán que lo retrate. [Comentario original]

La impaciencia de la ambición

Si el partido de Ezquerra Republicana fuera de izquierdas y republicano, no habría participado en el gobierno de la Autonomía Monárquica, y en lugar de decir no al Estatut por resentimiento de su propia frustración nacionalista, habría podido protagonizar la abstención y condicionar de manera decisiva el porvenir de las instituciones catalanas. Pero todos los oportunismos son miopes. La impaciencia de la ambición desconoce la inteligencia del egoísmo a largo plazo.

[AGT en La abstención, factor del cambio político]