La eficacia del No

Este se mide por las veces que se dice o se proclama buscando los efectos de la interjección en el conjunto de las cosas; en el principio no pasa de pretensión. Solo falta que el resorte de la Economía comience a disparar burbujas inquietantes de larvado ahogamiento. Si las tensiones, en huevo oculto,de figura embrionaria preexistente , salen de su cueva y empiezan a tomar el vuelo de los hechos, la protección que se podrá pedir al Gobierno minima será, pues también lo va siendo su autoridad y reflexión encadenada a la rueda de los hechos impropios; como el automóvil sin liquido de frenos que no hace más que pedir la carretera para él, y criticar la estrechez de la via . La sociedad civil, no pestañeará hasta que le toquen el bolsillo, surja el rebobinado de hechos preciso del como fueron las cosa , y se pidan por este orden responsables y silentes en el mismo segundo. [Comentario original]

En cuando al valor del NO, aparte de que la mayoria de las veces es una inanidad para darse importancia, en asuntos politicos tiene un valor sustancial cuando es la sociedad la que dice No al Gobierno. No solo en un referendum. Me acuerdo de una anecdota legendaria que cuenta Tacito. Un pueblo asiatico solo conocía el gobierno la tiranía, porque su idioma no había inventado la partícula NO. [AGT]

Anuncios

Crisis del sistema monarquico

En cuanto al partido popular hace lo imposible por mantener el consenso inicial. Si se apunta al No es para conservar a sus votantes, que forman el mayor bloque inequívocamente nacional, o por una actitud personal de Rajoy. Jamás romperá con el consenso -retirándose por ejemplo del Parlamento- porque tendría que romper con la Monarquía que es su clave y su escudo, como tampoco romperán el partido socialista y los nacionalistas mientres la necesiten de paraguas, nacional y, sobre todo, internacional. [Comentario original]

Esperaba tu total acuerdo con mi analisis de la situacion, dada tu adelantada visión sobre la diferencia ideologica y de intereses entre Gobierno y Estado. Pero la originalidad de una crisis de Estado sin crisis de Gobierno, en la historia de Europa continental, hace muy dificil el pronostico.
Como dices, el NO de Rajoy se debe al oportunismo de vincularse al movimiento social de las víctimas del terrorismo. En modo alguno lo puede llevar a la ruptura del consenso institucional. Pero ha empezado un camino de dificil retorno. Y acelera la crisis del sistema monarquico, a su pesar. [AGT]