Crisis total de la politica y de los politicos

El Estado monárquico nacido el 22 de noviembre de 1975, así como el sistema parlamentario para darle acomodo diseñado en 1978 han estado en permanente crisis. Y si ambos han sobrevivido ha sido por tres causas principales que han atenazado a la sociedad española:

  1. El franquismo, la servidumbre voluntaria y la teoría de las generaciones. Franco logró que, a su semejanza, nadie se metiera en política.
  2. Los españoles, con la memoria de la represión en sus corazones, prefirieron renunciar a su derecho a la libertad para quedarse con lo que de arriba venía impuesto y disfrazado de democracia moderna.
  3. La nueva generación que se hizo con el gobierno y con el Estado en esos años mantiene, sino su poder, sí su influencia.

Y todo ello impregnó la conciencia española gracias a un mayor acceso a unos medios de comunicación siempre serviles al poder, correas de transmisión de los políticos y hagiógrafos del Jefe del Estado. [Comentario original]

Tu excelente comentario menciona un elemento, la teoria de las generaciones, que no he tratado aquí, aunque si en mis libros. La idea de generación es cultural, mas que biológica. Tomada de un escritor frances, Ortega difundió la idea de que cada generacion cultural dura 15 años. Aunque este tiempo sea convencional, tiene cierto fundamento.

Han pasado dos generaciones de sosten monárquico y partitocrático. La primera agotó su ilusión con la huelga general contra la corrupcion felipista. La segunda lo ha agotado con la feroz mansedumbre del zapaterismo ante los nacionalismos. La crisis del Estado, sin crisis de Gobierno, está acompañada de una crisis total de la politica y de los politicos en la sociedad civil. Sobre este panorama nace la accion del MCRC como nuevo fenómeno político. La juventud tiene que comprenderlo como respuesta de la inteligencia y la honradez, al fracaso cultural y politico de las generaciones anteriores. [AGT]

Crisis del Estado monárquico

La situación actual de España es originalísima. Crisis del Estado monárquico, provocada por los nacionalismos autonómicos, sin crisis de gobierno. La falta de situaciones parecidas en la historia comparada ocasiona la perplejidad en los análisis de la situación. El partido gobernante lanza mensajes reformistas del Estado, inspirados en sentimientos republicanos y federales. El de la oposición anuncia proyectos de reforma de la Constitución, para frenar a los nacionalismos periféricos. La Monarquía aun no es atacada, pero ha dejado de estar defendida.

[AGT en Crisis de Estado sin crisis de Gobierno]

La sociedad civil existe

La sociedad civil existe, como existe lo privado frente a la público o el país real frente al oficial. Y a esa realidad, llámese sociedad civil o simplemente sociedad, la quiero deslindar de lo estatal y lo comunitario que la sojuzgan, con la intencion de movilizarla. Si en Cataluña no puede anunciarse una peluquería en español, no necesito saber si existe o no la sociedad civil para decir que el sentimiento de comunidad nacional reprime la actividad profesional de los que si situan en una sociedad más amplia, y por eso más civilizada.

Ese es el propósito de mis analisis sobre la sociedad civil, o si lo prefieres sobre el ancho mundo de lo privado. Las discusiones metafisicas las aprecio en el terreno intelectual, pero son rémoras para la accion. Para el sentido común, la sociedad civil, la que padece los conflictos de intereses, la que contrata los suministros de agua, electricidad, telefono, transporte, etc, la que sostiene la vida de trabajodres y empresarios, la que permite el libre ejercicio de las profesiones liberales y de los empresarios autónomos, es tan real como la policia, los jueces, el ejercito, los funcionarios, los partidos, los sindicatos o los periodicos.

Solo elaboro conceptos para propiciar la accion de la libertad. Las especulaciones puedo admirarlas, a veces, pocas, disfrutarlas, pero no tengo tiempo para entrar en ellas y compartirlas. La sociedad civil existe y es la victima del Estado de Partidos y los nacionalismos autómicos. Y la expresión {pueblo} comprende también a todos los represores de la sociedad civil. [AGT]

Raices totalitarias

Nunca he dicho que el nacionalismo vasco sea fascista, sino que todos los nacionalismos tienen el mismo germen sentimental y pequeño burgués que los nacionalismos totalitarios. Cuido mucho mis palabras y procuro usarlas con precisión conceptual. [AGT]

La expresión del espíritu colectivo

La cultura, entendida por el nacionalismo como la expresión del espíritu colectivo del pueblo, pierde su valor universal, al rechazar todo aquello que es ajeno a ese espíritu. Y la lengua, en sociedades bilingües como la catalana y la vasca, pasa a convertirse en marca discriminatoria. Los catalanohablantes y los vascohablantes son para los nacionalistas algo así como los circuncidados, el pueblo elegido. [Comentario original]

Lo sentimental no se combate con razones

No puedo discutir frente a lo irrefutable. Vosotros aceptais respuestas a preguntas que no han sido, ni pueden ser formuladas. ¿Quien ha dicho que el Pais Vasco o Cataluña son nacionalides?. La constitucion de la Monarquía carece de valor para cualquier democrata. ¿Quien dice que esas dos partes de España son “comunidades nacionales o culturales”?. Los partidos nacionalistas carecen de autoridad para transformar sus sentientos particulares en razones universales puedan ser compartidas. Finalmente, la liberta politica, por ser colectiva, no puede dividirse por regiones. Es inseparable de de la totalidad gobernada. Como dice Stuart Mill, “lo reflexivo conduce a la libertad, lo irreflexivo a la independencia”. Ni siquiera conoceis la obra del creador del nacionalismo, que no fueron Herder ni Fichte, sino el historiador checo Palacky. Sin saber que el nacionalismo es esencialmente sentimental, no se puede debatir con razones. Seguimos alejados. Por ese camino no hay encuentro con la libertad. [AGT]

La corrupción y el presupuesto municipal

Bajo esta Monarquía de Partidos no solo la situacion creada será irreversble, sino que la corrupción de las Autonomías y las concesiones a los nacionalismos seguirán aumentando. Su pregunta se refiere sin duda a cómo puede una Republica Constitucional vencer la resistencia de tantos intereses creados. A nadie se le escapa la dificultad. Este movimiento ciudadano encontrará en su momento el apoyo mas fuerte que la la clientela de las autonomías y los nacionalismos. Este apoyo vendrá de todos los municipios, incluidos los de Cataluña y País Vasco.

La Republica Constitucional resolverá la deficiencia
presupuestaria de los Ayuntamientos (cubierta con ilegales recalificaciones de suelo y liciencias de obras), mediante la transferencia a ellos de la mayor parte de la financiación de las Autonomías. Ante un movimiento masivo de la poblacion, por la Republica, no hay fuerza económica, funcionarial o politica que pueda frenarlo. [AGT]