Que parezca la sociedad más libre de la historia

La sociedad desnuda: esta moda de mostrar las propias vergüenzas en público no sería más que una costumbre ridícula si no fuese por la vergüenza ajena que provoca (y a veces la vergüenza ajena produce un dolor muy grande, como si se estuviese degradando a eso que llaman “el ser humano”).

En cierto modo, mi abuelito el Rey es como James Stewart en “La ventana indiscreta” (suele llevar escayola, ¿no?, será que se cae mucho), pero con el agravante de no hacer nada para evitar el crimen ni pretender destapar al culpable. [Comentario original]

Estuve tentado de meter en la sociedad espectacular lo que denuncia Froilancito. Preferí para otro analisis sobre la desnudez, pues la reduccion de la ropa femenina contribuye, como los matrimonios homosexuales, a que una sociedad no liberada de la servidumbre politica, parezca la más libre de todos los tiempos, salvo tal vez el Directorio. La mujer, pese al feminismo institucional y de cuota, parece satisfecha de exhibir su desnudez a los mirones del sensual espectáculo. [AGT]

Anuncios

Abstención activa

Destino de jornada abstencionaria (foto: kappazeta)

No voto porque sé que de las urnas de este sistema electoral proporcional de listas no salen representantes, sino delegados de partido. El resultado sólo sirve para calcular la cuota de poder asignada a cada partido en las instituciones y en las empresas estatales. Las cuotas no reproducen en el parlamento las ideologías en conflicto, solo determinan la relación de fuerzas en la lucha entre partidos por conquistar la máxima cuota de poder. Y la pluralidad de siglas sólo maquilla la ausencia de política.

Hay un treinta por ciento de españoles que, bien sea por inteligencia natural, o bien por el estudio de las instituciones políticas que dan forma al Estado, no votamos. Se nos atribuye desidia, insociabilidad, ignorancia, egoísmo o indiferencia, pero sabemos que no votamos en las urnas de lista de partido porque son un fraude. Y votar en ellas, actuar sin hacer nada. No votaremos mientras no tengamos la libertad de elegir, la capacidad de controlar, y la posibilidad de cancelar el mandato de los diputados del parlamento legislador y del Presidente de España que, por separado, salgan de las urnas.

Lo sabe muy bien la clase política que no necesita debates ni pactos pre-electorales para vocear la consigna unánime: “a votar, a votar”. El mensaje es firme: da igual a quien votes, incluso vota en blanco, pero ¡vota! El voto es, para el votante, el placebo de la participación, sin elección. Y para el candidato de lista la cuantía del aval ante el poder corruptor. No se corrompe quien quiere, sino quien puede. Reza un dicho en Sudamérica: “no me den, pónganme donde haya”. Las instituciones del Estado de Partidos formalizan la corrupción, porque son incapaces de evitarla con mecanismos de control que sólo la separación formal de poderes y la representatividad de las instituciones garantizan.

Yo no voto en las elecciones generales y ese día me voy a la playa, o al monte, o me quedo en casa con mis amigos, votados o no. El día de la comparsa electoral no actúo y mi conciencia permanece tranquila el resto del año. La dignidad del voto en urnas que no permiten elegir a los votantes, ni a los votados representarlos, está en la acción de la inacción. Nuestra abstención es “abstención activa” porque denuncia la falsedad del sistema de representación.

Artículo publicado en el Diario de la República Constitucional

Ron Paul Revolution

Está ocurriendo, está pasando, no es una utopía, el pueblo está despertando. Y comienza a hacerlo allí donde primero descubrió que el hombre puede ser libre.

Ron Paul ha obtenido el 8% de los votos en New Hampshire. Parece una cifra escasa, pero las casi 9000 que personas han votado por él en las primarias para que sea el candidato republicano saben que esto ya es imparable, es algo muy grande. Por fín un candidato que pone sobre la mesa la gran mentira del sistema monetario-bancario de la reserva federal, que apuesta por una política no imperialista de verdad, basada en la diplomacia y la economía en libre mercado, que apuesta por devolver a casa los cientos de miles de soldados y desmantelar las más de 700 bases militares en el extranjero, que denuncia la impostura de la guerra al terrorismo, que aboga por una investigación verdadera de los atentados del 11 de septiembre de 2001 …

A pesar de haber sido excluido por FOX del último debate, razón por la que el enlace a FOX ha sido eliminado del directorio 411US.info (directorio de enlaces a los principales portales de noticias y medios audiovisuales americanos) el mensaje de Ron Paul ha calado en suficiente gente como para que se inicie la formación de esa gran bola de nieve imparable pendiente abajo.

Todos deberíamos felicitarnos por tan grata noticia.
La revolución de la libertad está en marcha.

La civilizada masa trabajadora

Considero civilizada la masa trabajadora no porque sea mansa, que lo es, sino porque no forma parte de la bárbara estructura sindical del Estado. La llamo civilizada porque es civil y no agresiva, salvo en los escasos momentos en que se considera, con razón, despreciada o vapuleada por el Estado de los sindicatos.

Escribiré sobre lo que se entiende por sociedad civilizada desde que Rousseau la opuso a la natural, la ilustración escocesa la equiparó a la mercatil y yo la identifico con la sociedad libre que se opone a la sociedad estatal del fascismo y se quiere liberar de la servidumbre voluntaria a la que está sujeta en el Estado de Partidos. [AGT]

El sindicalismo de la servidumbre

La esencia de un sindicato es la democracia interna. Sin ella no hay sindicato, hay caudillismo y como consecuencia totalitarismo y como consecuencia servilismo. No se pretende la participación colectiva, sino la de los adeptos. No se plantean asambleas decisorias, ni siquiera asambleas de debate; sólo informativas. No cabe disentir, ni aún rebatir; sólo asentir.

La baja afiliación es la prueba del nueve de su corrupción; para tener “suerte” dan el carné, para “trincar examen” ofrecen carné; para colocar “coleguitas” imponen carné; para “formar laboralmente” venden carnés. Es la servidumbre que hay que pagar para acceder a cualquier derecho laboral. [Comentario original]

La reforma no conduce a la democracia

Nuestras palabras deben ser siempre coherentes con nuestras ideas, incluso en frases que parecen inocentes por la buena fe que las inspira. Hablo de tu fraseen este aspecto, movimientos como el MCRC podrán desempeñar un papel muy importante”. Puede ser equívoca. El MCRC perseguirá siempre su propio objetivo. Si por la importancia que adquiera, si por el peligro que represente para los partidos estatales, éstos promueven una reforma, lo probable es que con ella quieran cerrar el paso a la democracia, donde saben que no tendrán garantizados los privilegios que hoy tienen como partidos estatales.

Pero con ello facilitaran el paso a nuestras filas de los que esperaban una reforma para resolver el tema de la unidad de España, y para liberar a la sociedad de la servidumbre voluntaria al Estado de Partidos. Y si la reforma fuera liberal, nuestro campo de acción se ensancharía. Lo que trato de decir es que no seremos tan ingenuos como para creer en que la reforma puede conducir a la democracia y a la República Constitucional. Eso es absolutamente imposible. [AGT]

Lo público y lo privado

La diferencia entre las sinergias espontáneas necesarias para el desarrollo de la sociedad como unión de individuos en la intrincada red de relaciones e intercambio de información cambiante, dispersa y difícilmente articulable y la existencia misma de la sociedad política como agente actuante en oposición a los poderes públicos que por propia naturaleza, y sea cual fuere su tendencia, tienden a remover los frenos que aquella trata de imponerles, es la equivalente a la diferencia entre el derecho privado y el público.

Como ávido lector de Hayek y Misiano convencido, creo que sobre todo en von Mises (La Acción Humana) queda de manifiesto tal diferencia.

Como el perro que no pone inconveniente en que otro beba del mismo cuenco de agua que él, incluso a la vez (lo público), pero ataca al cuello del cóngenere que quiere comer de su mismo plato (lo privado).

Es importante saber distinguir ambos ámbitos para saber sobre qué cabe la libertad y el voluntarismo y cuales son los hechos objetivos que nos vienen dados y sobre los que nuestra voluntad no tiene poder de disposición. [Comentario original]

Por Hayek no siento especial devoción. El exito de “Camino de servidumbre” lo debió a su oportunismo en el clima de guerra fría. No tiene nada original. Admiro en cambio a su maestro Von Mises. Pero no lo sigo en su “praxeología”, que descansa en una hipotesis, desmentida sistematicamente por los hechos. Si fuera cierta, todos los que estudien la ciencia economica serían millonarios; “decid los fines que quereis alcanzar y la ciencia económica os dirá como lograrlos”. Su hipotesis, la del calculador homo economicus, falla. La inmensa mayoria de los seres humanos no saben donde está su interés. Las pasiones se lo impiden. Por eso caen con tanta facilidad en la servidumbre voluntaria. [AGT]