Índice de infelicidad

Esta sociedad ha perdido el norte desde hace mucho tiempo. Sólo hay que ver en los rostros de las personas que el indice de infelicidad va creciendo exponencialmente. Es un termómetro magnífico, pero me agradaría muchísimo más que fuera al revés. [Comentario original]

Juventud y ancianidad

La juventud y la ancianidad no se relacionan en una sociedad que funciona como una compañía anónima, cuyo consejo de administración (partidos, sindicatos y oligarquía) conspira para impedir que lo auténtico entorpezca la circulación de riqueza, honores y empleo entre accionistas que renuncian a la selección de la libre competencia y abdican de la cultura.

[AGT en Jóvenes ancianos, ancianos jóvenes]

Lo nuevo tiende a ser juzgado por lo viejo

Quien no perciba que los partidos estatales no son representativos de la sociedad (sistema de listas) y de que ésta es la fuente de legitimacion de la sociedad politica, inexistente en el Estado de Partidos, no puede entender que mis análisis de la familia, como los que haré de la juventud, de las profesiones, de los jubilados, y de los demas sectores sociales, son indispensables para que pueda ser comprendida la futura llamada del MCRC a su participacion en la conquista de la libertad politica (hoy solo la tienen los partidos) y de la Republica Constitucional. Todo lo nuevo tiende a ser juzgado por lo viejo. Lo esperaba, y no me incomoda. [AGT]

La sociedad civil existe

La sociedad civil existe, como existe lo privado frente a la público o el país real frente al oficial. Y a esa realidad, llámese sociedad civil o simplemente sociedad, la quiero deslindar de lo estatal y lo comunitario que la sojuzgan, con la intencion de movilizarla. Si en Cataluña no puede anunciarse una peluquería en español, no necesito saber si existe o no la sociedad civil para decir que el sentimiento de comunidad nacional reprime la actividad profesional de los que si situan en una sociedad más amplia, y por eso más civilizada.

Ese es el propósito de mis analisis sobre la sociedad civil, o si lo prefieres sobre el ancho mundo de lo privado. Las discusiones metafisicas las aprecio en el terreno intelectual, pero son rémoras para la accion. Para el sentido común, la sociedad civil, la que padece los conflictos de intereses, la que contrata los suministros de agua, electricidad, telefono, transporte, etc, la que sostiene la vida de trabajodres y empresarios, la que permite el libre ejercicio de las profesiones liberales y de los empresarios autónomos, es tan real como la policia, los jueces, el ejercito, los funcionarios, los partidos, los sindicatos o los periodicos.

Solo elaboro conceptos para propiciar la accion de la libertad. Las especulaciones puedo admirarlas, a veces, pocas, disfrutarlas, pero no tengo tiempo para entrar en ellas y compartirlas. La sociedad civil existe y es la victima del Estado de Partidos y los nacionalismos autómicos. Y la expresión {pueblo} comprende también a todos los represores de la sociedad civil. [AGT]

Los centros vitales de la sociedad

Empezais a pensar por vosotros mismos, no solo en la profundidad y extensidad de las ideas simples que voy sugiriendo, sino, más impotante todavia, en la naturaleza de las acciones que requieren para ser realizadas y en los escollos que han de superar. Te lo confieso, has dado en el clavo de la finalidad de este blog. Otro día hablaremos de las opciones que se abren a la acción. No será tan dificil cuando este movimiento penetre en los centros vitales de la sociedad. [AGT]