Crisis del sistema monarquico

En cuanto al partido popular hace lo imposible por mantener el consenso inicial. Si se apunta al No es para conservar a sus votantes, que forman el mayor bloque inequívocamente nacional, o por una actitud personal de Rajoy. Jamás romperá con el consenso -retirándose por ejemplo del Parlamento- porque tendría que romper con la Monarquía que es su clave y su escudo, como tampoco romperán el partido socialista y los nacionalistas mientres la necesiten de paraguas, nacional y, sobre todo, internacional. [Comentario original]

Esperaba tu total acuerdo con mi analisis de la situacion, dada tu adelantada visión sobre la diferencia ideologica y de intereses entre Gobierno y Estado. Pero la originalidad de una crisis de Estado sin crisis de Gobierno, en la historia de Europa continental, hace muy dificil el pronostico.
Como dices, el NO de Rajoy se debe al oportunismo de vincularse al movimiento social de las víctimas del terrorismo. En modo alguno lo puede llevar a la ruptura del consenso institucional. Pero ha empezado un camino de dificil retorno. Y acelera la crisis del sistema monarquico, a su pesar. [AGT]

Anuncios

Negociación con ETA

En España no se hace política de Estado que no sea dependiente de los intereses del partido en el poder, ETA lo sabe perfectamente, por eso jugó con el PP primero y ahora lo hace con el PSOE, el resultado es previsible no va a haber rendición alguna del terrorismo, ETA busca primero atención para venderle a los suyos un papel negociador como portavoz del pueblo vasco para luego condenar del fracaso a los del partido en el gobierno buscando un desgaste y deslegitimación del propio Estado español, corrupto e incapaz de solucionar el problema que ETA venderá como problema con el Estado español.

Esta es la trampa de ETA, si tuvieramos una República Constitucional con la moral y la ética que da haber conquistado la libertad política y la decencia democrática, hubiera sido imposible que la cúpula de un partido político metiera al país en una situación kafkiana como está para sacar tajada electoral. NO hay un solo elemento sano, el cinismo y la mala fe es lo que caracteriza a la III restauración borbónica. [Comentario original]

Ansia de poder

El deseo de poder de los nacionalistas (incluidos los terroristas) se alimenta precisamente en la obsesión por el poder de los partidos estatales. No hay que buscarle otra culpa a ese terrorismo nacionalista que el método empleado (que no es poca, por cierto, sino bien cruel). Pero sus posibilidades de victoria serían ridículas de mediar un sentido realmente nacional y realmente democrático de quienes se dicen estatales. Como éstos desconocen lo que supuestamente defienden, creen que todo, hasta la Nación, es concepto opinable. Lo que subyace no es que “los otros” tengan derecho a defender sus pretensiones ahistóricas, sino su complejo de inferioridad. Porque quieren hacerse perdonar por sus antagonistas, como si eso fuera la única forma de defender su legitimidad. Por eso, unos no se arrepienten de nada y otros suplican permanentemente que se les reconozca que son los buenos de la película. Tan buenos, que hasta entienden y perdonan a los malos. Realmente, son víctimas dobles. Por un lado, de la violencia. Y, por el otro, de su cobardía. [Comentario original]

La amenaza etarra

ETA no tiene necesidad de mentir. Sus acciones de terror han sido las palabras de contundencia que dicta la muerte. Y su último comunicado conminatorio tiene la contundencia de la verdad que dicta el verdugo con el hacha levantada. Si Zapatero no cumple el compromiso contraído como condición del anuncio de la tregua, ETA recuperará la libertad de acción que ha suspendido, en consideración a las expectativas electorales que la paz daría al PSOE, como paso previo al reconocimiento gubernamental del derecho de autodeterminación para el País Vasco y Navarra.

[AGT en La paz no crea el derecho vasco a la autodeterminación]

De la posibilidad a la probabilidad

En este MCRC será imposible la traición porque no somos un partido y, apoyado en una amplísima base social, nadie podrá manipularlo. Pese a las siglas de distración o provocación (no se debe exluir que los servicios secretos inventen siglas republicanas para imputarles actos de violencia o incluso de terrorismo), no creo que sea la moda quien las lance, sino la percepción general de que el final de la Monarquía ha dejado de ser posible y se ha hecho probable. [AGT]