HUELGA GENERAL CUANTO ANTES

ÁCRATAS SE ADHIERE Y LLAMA A LA
HUELGA GENERAL
CONVOCADA PARA EL 15 DE JULIO DE 2008

Ácratas añade que, aunque se adhiere a la Huelga General, el 15 de julio le parece tarde. Debiera empezar mañana mismo. Ácratas añade que, aunque se adhiere a la Huelga General, le parece corta. Que no es cosa de un día, sino que debe ser indefinida hasta la caída de la monarquía partitocrática y la instauración de la III República Constitucional Española. Ácratas propugna la refundación de todos los partidos existentes hoy, tal y como se los conoce: PSOE, PP, ERC, CIU, IU (PCE), PNV, EB, BNG, UM, UPYD, etc… Ácratas no cree en la democracia de partidos sino de ciudadanos, en la independencia total de los tres Poderes del Estado, en las elecciones independientes para cada uno de ellos. Los partidos deben refundarse con otra clase de políticos, verdaderamente al servicio de sus representados; los partidos, o son internamente democráticos, o no pueden ser.

Ácratas defiende la nacionalización inmediata de la banca corrupta y su integración en el Banco Nacional de España con la vuelta al patrón oro; la revisión de los créditos hipotecarios mediante tasaciones actualizadas y una quita de los excesos de débito.

Ácratas patrocina la salida de España de la moneda única, porque enloquece y desajusta el precio del dinero y la inflación, haciéndonos víctimas y comparsas del eje franco-alemán, causa y detonante de la burbuja inmobiliaria.

Ácratas reivindica la eficacia administrativa: el estado debe componerse de Administración Central y Municipal, así que reclama la suspensión de las autonomías y la cesión de sus competencias y presupuestos a los municipios. Ácratas exige el fin del enchufe y la adopción del criterio de excelencia para el ejercicio de la función pública.

Ácratas exige la jornada laboral de 37 ½ horas, de que disfrutan ya los funcionarios, para todos los trabajadores por cuenta ajena. Que los trabajadores por cuenta ajena de Europa trabajen 65 horas semanales, si les apetece; y que Guinness se lo premie. Pero en la España de la III República Constitucional se trabaja para vivir, no al revés; y se respetan los derechos de los trabajadores, conquistados a lo largo de dos siglos de Historia de la Humanidad.

Ácratas defiende una España de respeto a la libertad y a los derechos humanos, y que no contribuya al imperialismo de los EEUU, a su política de guerras preventivas que encubren el embargo de recursos naturales.

¡Viva la III República Constitucional Española! ¡Viva España!

Anuncios
Publicado en democracia. 7 Comments »

Subir los tipos

Jean-Claude Trichet, Gobernador del Banco Central Europeo desde 2003, anunció el pasado jueves que “es posible, aunque no seguro, que suban los tipos en una pequeña cantidad”, tras advertir que los riesgos para la estabilidad de precios se han incrementado. Como consecuencia, el índice EURIBOR alcanzó su máximo absoluto (5,4%) desde 1999, año en que comenzó a utilizarse, con una subida record de 0,3% en un solo día.

El Tratado de Maastricht establece como objetivo primordial del Eurosistema mantener la estabilidad de precios, estableciendo una cota máxima de inflación anual del 2%. Son dos los principales mecanismos de actuación del BCE sobre los precios: primero administrar el suministro de dinero en el mercado financiero (ajustar la cantidad total de dinero en circulación a las condiciones de actividad económica) y segundo establecer el tipo de interés de referencia del dinero creado. Este último es el mecanismo más conocido por el público ya que tiene incidencia directa sobre las rentas disponibles de las familias, por ejemplo en forma de EURIBOR.

Como el metro para la longitud o el gramo para el peso, la moneda es la unidad de medida en el intercambio. Su magnitud exacta, lo grande que es cada unidad de moneda, ha de ser apropiada para medir con precisión en la escala de lo intercambiado; y la cantidad total de moneda circulando, ajustada al valor de todo lo transaccionado. Si la economía crece pero no se aumenta el suministro de dinero al mercado, la escasez de moneda hace que la unidad monetaria se agrande para poder abarcar el crecimiento de la economía (los precios bajan). Si por el contrario se aporta al mercado más moneda de la necesaria, el exceso hace aumentar los precios: la inflación. Los reguladores del mercado monetario deben ajustar el volumen monetario mediante aportaciones o retiradas de liquidez conforme a las previsiones de actividad económica.

El BCE fue fundado 1 de junio de 1998 con un capital inicial de 5.000 millones de euros, proveniente de las aportaciones de los Bancos centrales nacionales de los países firmantes del Tratado de la Unión Europea. La crisis “de confianza” financiera con origen en la opacidad de las titulizaciones de hipotecas de alto riesgo en los EEUU ha “obligado” al BCE a realizar continuas inyecciones monetarias al sistema desde el pasado agosto para salvar la falta de liquidez de muchas entidades crediticias incapaces de seguir colocando en el mercado financiero los productos hipotecarios de los que obtienen los fondos para continuar la vorágine de préstamos. Un solo día, el 17 de diciembre pasado, el BCE suministró la obscena cantidad de 348.700.000.000 € (equivalente a un tercio del PIB español) para refinanciación de deuda bancaria. La inflación se situó el mes de mayo en el 4.7% interanual. La subida de tipos anunciada por Trichet servirá para inflar más las cuentas de beneficios de los bancos acreedores y no tendrá ninguna repercusión en el control de la inflación.

Artículo publicado en el Diario de la República Constitucional (nº 59, 13/6/2008)

¡QUE PAREN EUROPA, QUE ME BAJO!

Durao Barroso asegura que el NO de Irlanda al inextricable Tratado de Lisboa no paralizará la ratificación de éste; que se seguirá trabajando con los distintos países. La pregunta es para qué. Con un NO, basta; a menos que el Tratado de Lisboa sea como la moneda: que la adopta el que quiere, sin dejar de estar integrado en Europa (Reino Unido, Suecia y Dinamarca, por ejemplo). Pero no es así: el Tratado es vinculante y debe ser adoptado por unanimidad de todos sus miembros.

Europa y sus diversos gobiernos asociados buscan soluciones. ¿La peor? La propuesta de que no se consulte por referéndum a los países. Total, como decían los del Río, a propósito de la defenestrada Constitución Europea: “Nosotros ¿por qué vamos a decir no, si no nos la hemos leído? Los políticos saben más de estas cosas que nosotros, y habrá que ponerse de acuerdo con la mayoría y con los que sepan más, con los que hayan leído”. Lo contrario que los irlandeses, que dicen que, como no se han leído el Tratado de Lisboa, o lo han hecho y no lo entienden, votan que NO y se quedan como están. Igual que tampoco firman créditos hipotecarios con cláusulas que no comprenden. Los del Río, y el resto de los españoles, sí que firman jeroglíficos, aunque signifiquen luego su ruina. ¿A que sí?

El problema es que Europa pide cuentas ahora al Primer Ministro, Brian Cowen. Pero éste, como resultado de la consulta, tiene el específico mandato electoral de volver a Bruselas y parar en seco el proceso de ratificación del texto comunitario, a pesar de que 18 países miembros ya lo han aceptado “por vía parlamentaria”; es decir: sin consultar a sus ciudadanías respectivas.

Y ahí viene lo más grave. Europa exigirá que Irlanda ratifique el Tratado por vía parlamentaria. De hecho, hasta los periodistas españoles, corifeos del Poder —lame almorranas por un sueldo—, ya lo andan deponiendo en los medios. Y dicen —¡Qué sorpresa!— lo mismo que los del Río. En definitiva, que los europeos deben hacer lo que les dicen los que entienden. O sea, los políticos. Se refieren a esos mismos que aprueban directivas como la de la jornada semanal de 60 horas… Los que entienden. Los que saben. Los electos por el pueblo. Los que blindan los intereses de la Banca Global y lo han tenido que demostrar cien veces, antes de arañar un puesto en las listas de los partidos.

Publicado en democracia. 1 Comment »

LA IDENTIDAD POR TODA POLÍTICA: I. El origen de todo esto

La identidad es hoy por hoy el gran motor de la política en España, que también lo sea fuera de aquí me lo reservo, de momento. Desde que la cuestión de las clases sociales dejó de ser excusa para un programa político, desde que la caída del Muro de Berlín en 1989 certificó visualmente la defenestración intelectual definitiva del modelo materialista o marxista, las izquierdas se han ido adaptando a la realidad política subsiguiente de la mejor manera que han podido.

Entre estas izquierdas las hay que quieren rescatar lo más presentable del legado marxiano, su análisis social, económico y político, con un afán emancipatorio y desalienador, y nos ofrecen, desde el republicanismo cívico en su versión igualitaria, una salida posible a las vergüenzas, carencias y contradicciones del liberalismo rampante: estoy pensando en un autor como Antoni Domenech de quien cabe citar libros anticipatorios como “De la ética a la política” o el más reciente “El eclipse de la fraternidad”.

Pero las hay también, ay, las que por el callejón de las izquierdas supuestamente más consecuentes se pasan con armas y bagajes al nacionalismo vasco o catalán: el caso de Madrazo, por ejemplo, en el País Vasco, es quizás el más suave. Pero basta con que recordemos al que fue número uno de los etarratas, un tal López Peña, y tantos y tantos militantes de choque del abertzalismo radical; o el caso de todos los xarnegos que hay en ERC en Cataluña, que constituyen el elemento más agresivo e independentista del nacionalismo hoy en día: Carretero, Ridao, etc., etc., etc., para que podamos advertir la sinrazón que acompaña a todo este trasiego de identidades con la excusa de un hipotético izquierdismo cuyo único referente visible es la oposición a un supuesto Estado central, opresor y de derechas por definición.

Se impone, por tanto, resaltar el aspecto ideologizador y movilizador de la identidad en el panorama español actual, donde dos polos fuertemente consolidados ejercen de fuerza centrípeta que lo invade todo y lo condiciona todo al respecto: el polo español y los polos periféricos (vasco-catalán). En medio de esta vorágine lo que hay, lo que ha motivado todo por mejor decir, ha sido el gran desplazamiento de población que caracteriza toda la historia contemporánea de España, el que llevó a miles y miles de personas y aun de familias enteras desde el campo depauperado y miserable a la ciudad emergente e industriosa.

Los que se fueron a Madrid engrosaron sus arrabales del sur y convirtieron la capital de España en lo que hoy es, una provincia urbanizada con las dos Castillas, y aún Andalucía con el AVE, como interlands privilegiados. Aquí no hubo problemas de identidad porque desde los madrileños más castizos a los recién llegados más desclasados, no hubo elementos de anclaje previos que permitieran crear diferenciaciones identitarias.

Pero los que se fueron a País Vasco y Cataluña y formaron casi la mitad o más de estas dos comunidades, ejercieron el papel de espoleta reactiva para unos nacionalismos especialmente montaraces, reivindicadores de poder político para sus minorías autóctonas, con la raza y la lengua como principales argumentos justificadores. Y aquí está todo el origen de los problemas que tenemos de articulación identitaria en la España actual: los movimientos de población del campo a la ciudad, sin los cuales ni el nacionalismo vasco ni el catalán habrían tenido ninguna razón de ser.

PEDRO JOSÉ CHACÓN

Publicado en democracia. 8 Comments »

YA VEREMOS

Masas resignadas y pasivas en las antípodas de lo que se ha descrito como conjunto de ciudadanos libres y capaces de decidir porque son completamente independientes.

Preocupa la suerte de España, en trance de desaparecer como Estado, el trance eterno de todas las épocas, como siempre y, desde luego, sin posibilidades de recuperar el respeto en el concierto internacional porque nunca lo ha tenido. Se conoce, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, que la española es, hoy por hoy, una sociedad indigna que fomenta el robo, la mentira y la injusticia en detrimento de la verdad, la dignidad y la justicia. Una sociedad angustiada y miedosa, naturalmente, por ello, poco entusiasta.

Nuestra sociedad es muy pesimista porque ha ido descubriendo, aunque sin perplejidad alguna, que la realidad no es la que le pintaron, ni esa realidad se pliega tan fácilmente a sus designios o, mejor, deseos, como le prometieron.

El formalismo liberal, la mediocridad de los que han gobernado y la ineficacia de los sucesivos parlamentos han resultado decisivos, sin embargo, para, poco a poco, al menos ir predisponiendo contra la partitocracia establecida con traje externo de democracia y, más aún, en este momento de incertidumbre.

Pero a pesar de este accidentalismo y frustración en la resolución de los problemas de España, no hay que admitir que sea mejor una dictadura renovadora, que será lo que probablemente os propondrán los mismos que ahora gobiernan cuando se presenten como salvadores inmaculados de ellos mismos. Y os lo propondrán amartillando una razón de peso.

Este régimen Juancarlista, autoritario y basado en la fuerza, antítesis de una política basada en la razón, no puede, por el mismo empuje de las cosas, seguir manteniéndose, pues fue precisamente un régimen fascista el que coadyuvó a su (auto) extensión.

No propusieron una sociedad igualitaria y generosa, sino de privilegios, compra de almas, y venta del país. Han procurado aumentar las diferencias entre los españoles, pero no ha buscado fórmulas correctoras para disminuirlas. El resultado de la falsedad, la iniquidad, las depravaciones, son treinta años de fascismo socialdemócrata que, sin pudor alguno, pretende renovarse a costa de nuestros hijos imponiendo al suyo. Ya veremos.

JAVIER CASTUERA

Publicado en democracia. 1 Comment »

LAS MALAS LECTURAS

—Tienes mala cara… ¿Qué es eso que estás leyendo?

—Una intervención en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas… Dice que el sistema capitalista debiera proscribirse; es inhumano y alienta el desarrollo económico desenfrenado, la explotación de seres humanos y el saqueo de los recursos naturales…

—Esas lecturas te son dañinas… No hagas ni caso. Son chorradas de eco-subnormales…

—Pues deja claro que también impulsa las guerras encaminadas a garantizar el acceso a esos recursos, a su depredación.

—Creo que exagera… Su alternativa, el comunismo, demostró no ser viable. No pudo defenderse del capitalismo, demostrando que el egoísmo es el único motor del progreso.

—¿No poderse defender de alguien implica que se es peor que ese alguien?

—El sistema capitalista es lo que verdaderamente funciona.

—¿Funciona? El consumismo excesivo de bienes, el despilfarro y el lujo implican la acumulación insostenible de residuos. Si nos esforzáramos en consumir sólo lo necesario y, mejor aún, lo que se produce localmente, otro gallo nos cantaría. El egoísmo, el nacionalismo y la sed de lujo siempre cabalgan a lomos de otros seres humanos.

—Pues todo el mundo quiere consumir; especialmente vosotros, los excomunistas…

—La humanidad debe “intentar vivir bien”, pero no a expensas de otros. Hay que proscribir el imperialismo: ningún país debe ser dependiente de, o subordinado a otro. La guerra da la ventaja a una pequeña minoría. Hay que poner fin a la ocupación de países bajo el pretexto de “lucha contra las drogas”, o “la búsqueda de armas de destrucción masiva”.

—Es que las drogas son inaceptables, alienan a nuestros jóvenes y les hacen inhumanos, pasotas e irresponsables… No quieren trabajar. Y las armas de destrucción masiva en manos de extremistas pueden ser letales, lo que causa una gran alarma social… La alarma social es crucial para la toma de decisiones del poder democráticamente constituido.

—Las energías deben ser limpias y ecológicas, y el derroche en el uso de la energía debe perseguirse. Los combustibles fósiles se acercan al agotamiento, pero el fomento de los biocombustibles es un grave error por el que el precio de los alimentos básicos, del arroz y del pan, están provocando hambrunas, tal como advierten el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. La deuda externa de mi país, debiera compensarse por la deuda ecológica del tuyo.

—Eso son chorradas de progreta resentida y barata… No hay tal deuda ecológica, porque a la Tierra no le pasa nada irremediable. Todo eso que llamáis cambio climático ha sucedido ya cientos de veces… Eres demasiado jovencita para saberlo.

—El mundo debería explorar formas sostenibles de energía alternativa, como la geotérmica, la solar, la eólica y la energía hidroeléctrica. Debe respetarse la Madre Tierra. El acceso al agua es un derecho humano, y su privatización debe ser prohibida.

—La propiedad es el principio y alma mater de todo progreso. Sin propiedad privada sólo cabe el caos y el despendole orgiástico…

—La humanidad debe tener acceso a los servicios básicos, como la educación y el transporte, que no deben ser dominados por el comercio privado.

—La libertad de enseñanza es un derecho fundamental. Los padres tenemos derecho a educar a nuestros hijos en las creencias que considemos oportunas. Y mi Mercedes es el verdadero transporte.

—Es una desvergüenza que millones de dólares se destinen a combatir la obesidad en la mitad del planeta, mientras que la otra se está muriendo de hambre. La inminente crisis alimentaria necesariamente traerá el fin del libre mercado, si países que sufren hambre se ven obligados a exportar sus alimentos. Es un caso similar al del petróleo, donde la prioridad radica en venderlo en el extranjero, antes que en el mercado doméstico.

—La libertad de empresa implica vender donde nos dé la gana, donde se encuentre el máximo beneficio. Es lícito procurar el máximo bienestar a tus hijos. Y sí, de acuerdo, estoy un poco gordo. Tengo que ir más al gimnasio… Me voy… tenemos gente a cenar en casa. Te dejo el dinero en la mesita. Algo menos que de costumbre, que los tiempos están muy mal…

—No entiendo por qué acepto que vengas a follarme cada jueves a cambio de cuatro chavos… No tengo perdón de Dios.

—Si no fueras mi amante, serías, por ejemplo, mi empleada. Y vendrías a trabajar mañana a las ocho, como cada día… Abrirías la tienda y repondrías todo el género… Y luego, te tocaría cambiar los escaparates. Y, desde luego, tendría otra amante, porque a ti no te quedaría tiempo, con tu flamante contrato de 60 horas semanales… ¿No te jode? Si no te sentaras sobre ese culazo impresionante, te devolvía a tu país por hablar de más.

— …

Publicado en democracia. 2 Comments »

ZAPATERO Y LA HUELGA GENERAL

Zapatero acabará sus días como Presidente del Gobierno en cuanto se le oponga la primera huelga general. La primera. El Presidente de la parodia del ‘Como-Si’ no resistirá ni una sola confrontación con su verdadera imagen de lacayo del Poder, y se derrumbará como un guiñapo. Pero Zapatero está tranquilo. Total, con lo cornudos consentidos que son los españoles, ¿qué podría motivar que en España se declarase una huelga general?

Pues lleve mucho cuidado el Presidente de la inanidad, porque se la está jugando. Verdad es que la huelga general no la organizarán los desahuciados por no poder pagar las hipotecas, porque no son suficientes en número y, además, tienen tal complejo de gilipollas —ellos, que quisieron especular con el ladrillo, como los ricos—, que han terminado con su dignidad castrada para muchos años. Cierto es que la huelga general no la provocarán los bajos sueldos, porque habrá decenas de candidatos, oriundos o foráneos, para ocupar cualquier empleo vacante, con el beneplácito de los acomodaticios sindicatos. Indiscutible es que la huelga general no la secundarán los funcionarios, agradecidos a la crisis por ser una de las pocas clases privilegiadas que podrán permanecer en el limbo de los que son ajenos a los vaivenes económicos. Axiomático es que la huelga general no servirá, en fin, para reforzar la solidaridad, la conciencia de clase y el espíritu revolucionario en los trabajadores; que no la hará la izquierda política para suspender la actividad del Estado e instituir el control obrero de la producción y de la administración estatal, para iniciar la revolución social, porque es la propia izquierda política la que está en el poder. Y en la España actual, paradigma de la insolidaridad civil, tampoco la plantearán los sindicatos, que no son más que organizaciones estatales para la salvaguardia del Estado Partitocrático de las Autonomías, con lo que va a ser difícil que hagan otra cosa que dinamitar la huelga general, tratar de impedirla con todas sus fuerzas.

La huelga que se inventó a finales del siglo XIX, cuando los movimientos obreros mundiales, de creciente influjo, la esgrimieron con propósitos sociales, reclamando leyes o reconocimientos organizativos; y políticos, demandando derechos, la huelga digo, será tenida por general por cuanto concernirá a toda la fuerza laboral del país; pero no por ello, necesariamente, habrá de ser organizada por sindicatos, federaciones o centrales obreras, ni siquiera por organizaciones de empresarios y autónomos, tal como sucede en el caso del transporte ahora mismo. Porque, en este siglo XXI, todo se transforma, y la huelga general también va a evolucionar.

La próxima huelga general que exterminará al PSOE de Zapatero será la de los consumidores insatisfechos; pero no porque los españoles se vayan a declarar de carteras y monederos caídos, no; sino porque ya no podrán consumir ni siquiera el mínimo necesario para satisfacer sus inclinaciones esenciales, primarias, más allá de la comida, el vestido y el techado. La huelga general la producirá, no el enfrentamiento marxista entre clases y sensibilidades, sino la tirantez entre las empresas productoras ansiosas por vender y la masa ávida de poseer, de comprar. Esa tensión, esa diferencia de potencial ante la falta de liquidez, se irá acrecentando, mientras las campañas publicitarias irán reforzándose, incidiendo, provocando roturas de hiel, ansias irresueltas, frustraciones, hasta que toda la energía acumulada produzca una gran implosión social que paralice el país —“Si no puedo consumir, que se joda todo”—, y en la que el bufón de Zapatero se vea engullido como en un gran agujero negro. Si los españoles no pueden consumir otra cosa, devorarán como Saturno al Gobierno.

Publicado en democracia. 8 Comments »