El conformismo político de los intelectuales

La telebasura y “la hinchada universal“ han inyectado a los intelectuales no tanto los gustos de las multitudes, ni sus pasiones lúdicas, eso no tendría trascendencia, como el horror por el pensamiento serio, el asco de la sensibilidad espiritual, la abominación de la estética, la indiferencia ante la verdad, la transformación en mercancía de la cultura, el desprecio de la creación científica y, sobre todo, el conformismo político con los desmanes y corrupciones del poder en el Estado de Partidos.

[AGT en Sociedad espectacular]

Anuncios

Los intereses creados

Los intereses creados en el Estado de Partidos y de Autonomías no permiten que el capital financiero se subordine al capital industrial, ni que el empresario encuentre el clima de respeto social y el marco legal idóneo para asumir los riesgos inherentes a la inversión de capital, sin depender de la corrupción administrativa, del favor del partido gobernante ni de la demagogia obrerista. La organización patronal, tan politizada como la sindical, constituye un órgano estatal que asegura el dominio de la oligarquía en el Estado de Partidos. Sus poderes reales, delegados por las empresas del gran capital, se manifiestan en los Convenios Colectivos como los del gobierno visible de la oligarquía invisible.

[AGT en Sociedad empresarial]

La civilizada masa trabajadora

Considero civilizada la masa trabajadora no porque sea mansa, que lo es, sino porque no forma parte de la bárbara estructura sindical del Estado. La llamo civilizada porque es civil y no agresiva, salvo en los escasos momentos en que se considera, con razón, despreciada o vapuleada por el Estado de los sindicatos.

Escribiré sobre lo que se entiende por sociedad civilizada desde que Rousseau la opuso a la natural, la ilustración escocesa la equiparó a la mercatil y yo la identifico con la sociedad libre que se opone a la sociedad estatal del fascismo y se quiere liberar de la servidumbre voluntaria a la que está sujeta en el Estado de Partidos. [AGT]

La reforma no conduce a la democracia

Nuestras palabras deben ser siempre coherentes con nuestras ideas, incluso en frases que parecen inocentes por la buena fe que las inspira. Hablo de tu fraseen este aspecto, movimientos como el MCRC podrán desempeñar un papel muy importante”. Puede ser equívoca. El MCRC perseguirá siempre su propio objetivo. Si por la importancia que adquiera, si por el peligro que represente para los partidos estatales, éstos promueven una reforma, lo probable es que con ella quieran cerrar el paso a la democracia, donde saben que no tendrán garantizados los privilegios que hoy tienen como partidos estatales.

Pero con ello facilitaran el paso a nuestras filas de los que esperaban una reforma para resolver el tema de la unidad de España, y para liberar a la sociedad de la servidumbre voluntaria al Estado de Partidos. Y si la reforma fuera liberal, nuestro campo de acción se ensancharía. Lo que trato de decir es que no seremos tan ingenuos como para creer en que la reforma puede conducir a la democracia y a la República Constitucional. Eso es absolutamente imposible. [AGT]

Consejo de administración de siglas

La juventud inconformista y la jubilación anticipada permiten el consenso de ese brutal reparto del beneficio social. Aquélla desprecia los costos de las generaciones que lo acumularon. Y ésta, como clase pasiva, se resigna a morir para aliviar la carga de las pensiones, que preocupa a un consejo de administración de siglas, y no de personas.

[AGT en Jóvenes ancianos, ancianos jóvenes]

Situación de la familia

Lo decisivo es saber que la situacion de la familia está condicionada o ignorada por el Estado de partidos, y que un sistema de candidaturas uninominales, elegidas por mayoria a doble vuelta
en pequeñas distritos, daría representación politica las distintas concepciones o estados de la familia en la sociedad civil. [AGT]

Lo nuevo tiende a ser juzgado por lo viejo

Quien no perciba que los partidos estatales no son representativos de la sociedad (sistema de listas) y de que ésta es la fuente de legitimacion de la sociedad politica, inexistente en el Estado de Partidos, no puede entender que mis análisis de la familia, como los que haré de la juventud, de las profesiones, de los jubilados, y de los demas sectores sociales, son indispensables para que pueda ser comprendida la futura llamada del MCRC a su participacion en la conquista de la libertad politica (hoy solo la tienen los partidos) y de la Republica Constitucional. Todo lo nuevo tiende a ser juzgado por lo viejo. Lo esperaba, y no me incomoda. [AGT]